jueves, 3 de diciembre de 2015

Los universitarios españoles muestran un alto grado de desconocimiento sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH) y sus consecuencias

Haga clic en Opciones

Según revela una reciente investigación realizada por la Cátedra de Comunicación y Salud de la Universidad Complutense de Madrid, en colaboración con Sanofi Pasteur MSD, entre jóvenes universitarios españoles de 19 a 27 años, éstos muestran un elevado grado de desconocimiento sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH), hecho que genera un comportamiento relajado frente a las medidas de prevención y aumenta el riesgo a un posible contagio.

El riesgo de infectarse por VPH no pertenece al universo psicológico de los jóvenes universitarios españoles si se les pregunta de forma espontánea. Sin embargo, cuando se profundiza en el VPH, se observa entre las jóvenes que han sido vacunadas a los 13-14 años en programas sistemáticos de vacunación (en algunas CCAA), que sí guardan cierto recuerdo sobre el virus pero, en un principio, “lo habían borrado de su mente”. La temprana edad en la que reciben la información, y la ausencia de refuerzos informativos posteriores, resultan factores limitantes para lograr el recuerdo a más largo plazo.
 Si bien, la mayoría de los jóvenes universitarios españoles han recibido información sobre VPH en los colegios, se observa que no resulta un canal informativo adecuado, fundamentalmente por dos motivos: el carácter público del contexto en el que se les informa (otorgan mayor credibilidad a la información que un médico les proporciona individualmente en la consulta, que en un aula rodeado de sus compañeros), y en segundo lugar su excesiva juventud (que dificulta asimilar la información con madurez y conciencia).
 La juventud de nuestros universitarios explica el fenómeno "barrera de inmunidad" así como el hecho de aplicar el mecanismo de defensa de "tercera persona" (esto a mí no me ocurre, les puede ocurrir a otros, pero a mí no)cuando se habla de infección por VPH. El profesor Ubaldo CuestaCatedrático de la Universidad Complutense de Madrid y director de la presente investigacióndestaca que "los jóvenes se sienten inmunes ante todo por su juventud". Asimismo, "el hecho de ser tan jóvenes cuando se les informa sobre VPH, hace que reciban la información entre bromas y charlas propias de la edad y del comportamiento del grupo. Por ello, resulta prioritario que esta primera oleada de información que reciben sea reforzada periódicamente por los profesionales sanitarios en consulta, y completada en el entorno familiar favoreciendo un clima de comunicación y diálogo en materia de enfermedades de transmisión sexual"añade el profesor Cuesta.
 "La falta de conocimiento, unida a la percepción de inmunidad frente al riesgo de infección, hace que los jóvenes universitarios asuman prácticas sexuales de riesgo", alerta el profesor Cuesta. “A esto se suma el hecho de que la sociedad es muy permisiva con el sexo, incluso normaliza ciertas prácticas sexuales a través de series de TV, realities, etc. A esta “normalización” de conducta sexual abierta, se le suma el fenómeno del consumo de alcohol desmedido (“de atracón”), que actúa como potenciador de conductas sexuales de riesgo”.
 "Estas conductas, se observan más en hombres que en mujeres, ya que ellos piensan, que el VPH no afecta a los hombres, teniendo en cuenta que no se les vacuna y que, entre otras enfermedades, el VPH causa principalmente cáncer del cuello de útero femenino", explica el profesor Cuesta. "El único riesgo real percibido como amenazantepor los jóvenes universitarios, en relación con las conductas sexuales de riesgo, es el embarazo no deseado, el cual aparece muy mitigado por el empleo de la píldora y, en su defecto, por la tradicional marcha atrás", añade el catedrático.
 "Teniendo en cuenta el desconocimiento de nuestros jóvenes respecto al VPH, su  percepción de inmunidad frente al contagio de enfermedades de transmisión sexual y su, a veces inconsciente, práctica de conductas sexuales de riesgo, resulta evidente y prioritario apostar por una correcta y global prevención frente al VPH, sin distinción por sexo", destaca el doctor Juan José Hernández Aguado, Jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia Hospital Universitario Infanta Leonor y Coordinador del Grupo VPH-Madrid. “Asimismo, es importante recordar y matizar que, aunque el uso de preservativo reduce el riesgo de infección por VPH, no lo elimina.” añade el doctor Hernández Aguado.

A mayor edad, mayor conocimiento y conciencia frente al VPH
Cabe señalar un mayor grado de conocimiento y responsabilidad frente a la práctica de relaciones sexuales de riesgo entre los jóvenes de mayor edad. Esta actitud más precavida, se debe, en cierta medida a un mayor conocimiento acerca del VPH (sobre todo entre las mujeres) o a un posible contacto directo o indirecto con el virus, aunque en términos absolutos, también presentan un preocupante desconocimiento.
 De igual modo, un estudio complementario realizado por enfemenino entre 1.818 usuarios (88% mujeres y 12% hombres) de entre 16 y 45 años (correspondiendo el 78% de las respuestas al target de 25 años en adelante) revela que a mayor edad, mayor conocimiento del VPH. Así, el 53% de los encuestados acierta a definir el VPH como una de las infecciones de transmisión sexual más comunes que, además, puede provocar cáncer.
 Asimismo, este mismo estudio, pone de manifiesto el desconocimiento sobre la transmisión del virus VPH y cómo prevenir la infección. El 62% asegura que el uso del preservativo es la mejor manera de evitar la infección por VPH, y más del 80% cree erróneamente que el uso sistemático del preservativo logra la prevención total frente al VPH. Sin embargo, el preservativo sólo reduce el riesgo, pero no previene completamente la infección ya que se trata de un virus que se transmite por contacto genital incluso en zonas que el preservativo no cubre.

Nuevo site con información rigurosa sobre VPH: www.vph.sepuedeprevenir.es
"En base a todos estos datos, y como compañía responsable dedicada a la prevención de enfermedades infecciosas, consideramos prioritario contribuir a mejorar el conocimiento y la información rigurosa sobre el VPH y sus consecuencias", señala Marta ReyesDirectora de Comunicación de Sanofi Pasteur MSD"Por ello, hemos trabajado en el desarrollo de la plataforma www.vph.sepuedeprevenir.es con el ánimo de lograr una mejor información de la población, que repercuta en una disminución de las principales consecuencias causadas por el VPH. Si logramos evitar el dolor e impacto emocional que provoca un único caso de enfermedad por este virus en el paciente y en sus familias, este proyecto habrá merecido la pena", continúa explicando Marta.
 En esta línea, Rebeca Ruíz von FeltenRedactora Jefe de Onmeda (del grupo enfemenino), "comunicar sobre saludes informar, divulgar y educar. En definitiva, es un acto de responsabilidad en el que se persigue capacitar al ciudadano para que pueda mantener, mejorar y proteger su salud y la de su familia".  Plataformas comowww.vph.sepuedeprevenir.es www.onmeda.es "ayudan a dar respuestas a las inquietudes en salud de la población. Les ayuda a comprender su patología, pero en ningún caso, debe sustituir un diagnóstico y/o tratamiento proporcionado por un médico", concluye Marta Reyes.

Metodología del estudio de investigación desarrollado por la UCM
El estudio realizado entre jóvenes universitarios se ha desarrollado aplicando la técnica de la triangulación: se han aplicado técnicas cuantitativas y cualitativas.  La técnica cualitativa consistió en la realización de dos focus-group con 20 jóvenes universitarios divididos en dos grupos diferenciados por edad: de 19 a 22 años, y 24 y 27 años. Los resultados cualitativos obtenidos han sido completados y contrastados mediante el análisis cuantitativo realizado con una muestra de 141 sujetos universitarios de la Universidad Complutense de Madrid.
 La investigación ha sido desarrollada por la Cátedra de Comunicación y Salud de la Universidad Complutense de Madrid, bajo la dirección del profesor Ubaldo Cuesta, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y Director de la Cátedra de Comunicación y Salud.