lunes, 21 de diciembre de 2015

Linde Healthcare colabora en un proyecto piloto de telemonitorización para pacientes con EPOC e insuficiencia cardíaca


  El envejecimiento de la población y el incremento de las patologías crónicas supone una mayor demanda de servicios asistenciales, lo que implica una mejora de la innovación en gestión hospitalaria para mejorar la salud y calidad de vida del paciente. Se estima que el número de enfermedades crónicas se incrementa con la edad, presentando el 30% de la población de entre 70-80 años más de 2 patologías. Sin duda, cada vez son más los avances tecnológicos en el ámbito de la medicina que están permitiendo una mejora de la calidad de vida de los pacientes y seguridad de los tratamientos. En este sentido, el hospital San Juan de Dios del Aljarafe de Sevilla está llevando a cabo un proyecto piloto de telemonitorización a domicilio para pacientes pluripatológicos con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) e Insuficiencia Cardiaca (IC) con Linde Healthcare, atención primaria, el 061 y Salud Responde.  “Esperamos que la telemonitorización, como herramienta integrada en el programa COMPARTE, contribuya a mejorar la calidad de vida de los pacientes pluripatológicos con EPOC o IC, a través de la identificación precoz de signos y síntomas de descompensación. Esta identificación precoz, permitirá ayudar al paciente a instaurar el tratamiento recomendado por su médico”, afirma el doctor Antonio Fernández Moyano jefe de servicio de Medicina del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe y coordinador del proyecto en este centro.

En el año 2009 y a partir de la evaluación de necesidades específicas de los pacientes con enfermedades crónicas complejas, el hospital San Juan de Dios del Aljarafe de Sevilla desarrolló el Programa de Atención a Pacientes con Enfermedades Crónicas de Aljarafe (COMPARTE), que tenía como objetivo identificar precozmente desde el domicilio del paciente la descompensación de la insuficiencia cardíaca o la reagudización de la EPOC. En este marco existen diversos estudios nacionales e internacionales que demuestran que la telemonitorización a domicilio es coste-efectiva, ya que puede reducir los ingresos hospitalarios, la duración de las estancias y el número de visitas a los servicios de urgencias.

Centro de telemonitorización

En concreto, Linde Healthcare colabora con una central de telemonitorización formada por enfermeros especializados en proyectos de telemonitorización y enfermedades crónicas y aporta los dispositivos periféricos que utiliza el paciente (tensiómetro y medidor de frecuencia cardiaca, pulsioxímetro, espirómetro y báscula, entre otros). 

El objetivo de este centro es el de educar al paciente en un modelo de cuidado donde el protagonista de la enfermedad sea el propio paciente. En esta línea, entre las funciones de este programa se encuentran la resolución de dudas sobre la utilización de los dispositivos, la recepción y análisis de los datos de telemonitorización, el triaje de las alertas clínicas o el recordatorio del inicio de un tratamiento, entre otros aspectos. Según la Dra. Inmaculada Ramos, Directora Médico de Linde Healthcare, “la telemedicina nos permite una toma de decisiones en tiempo real, en contacto con el médico de atención primaria y el especialista. El principal objetivo es reducir las hospitalizaciones y visitas a urgencias con una detección precoz de la exacerbación, gracias a una gestión individualizada de la enfermedad”