martes, 1 de diciembre de 2015

Las Infecciones de Transmisión Sexual experimentan un progresivo ascenso y registra mayor incidencia entre las mujeres

La experta y colaboradora en materia sanitaria de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), Raquel Sánchez Recio, ha alertado que “después de años de descenso se comienza a experimentar un progresivo ascenso de las tasas de incidencia de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)”, una tendencia que es mucho más alta entre las mujeres que entre los hombres.

      Así se ha manifestado con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, en un momento en el que ha señalado que actualmente las Infecciones de Transmisión sexual (ITS) son una manifestación de la desigualdad de salud y de género.
   
     De esta manera, argumenta que el año pasado se notificaron  497 casos nuevos de VIH en mujeres frente a 2713 en hombres, (Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad, 2014), una realidad que pone sobre la mesa cambios de patrones en el contagio, ya que desciende la tasa por consumo de drogas por vía parenteral, se mantienen los contagios por relaciones heterosexuales y aumenta la tasa de incidencia de relaciones homosexuales.

    El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) está englobado dentro de las diferentes Infecciones de Transmisión Sexual, y es importante seguir concienciando a la sociedad sobre el peligro de su contagio y de las consecuencias del mismo. “Hay que seguir luchando por la reducción de esta epidemia que lejos de ser erradicada sigue avanzando e incluso, actualmente, en la sombra, porque muchos colectivos sociales la ven hoy como algo lejano y nadie está libre de su contagio”.

    Tanto es así, que hoy en día se recomienda que a cualquier paciente que acuda a los servicios sanitarios solicitando asistencia por una posible ITS, se le debe realizar la prueba del VIH, ya que en numerosas ocasiones la ITS incidente va acompañada de un diagnóstico de VIH.

     Sánchez Recio sostiene que las investigaciones realizadas para estudiar la tendencia de las ITS en hombres y mujeres jóvenes adultos/as, demuestran que las tasas de incidencia en mujeres son más altas que las de los hombres.

    Las Infecciones de Transmisión Sexual “son un importante problema” para la salud pública a nivel mundial debido a las “graves” consecuencias que puede generar este tipo de enfermedades en el organismo entre los que se encuentran la infertilidad, una gran variedad de enfermedades crónicas e incluso la muerte.

Incremento de las ITS

    En términos epidemiológicos, cabe señalar que se está produciendo una variación en los comportamientos de las ITS. De hecho, en el periodo 1995-2001 se constató un descenso de las ITS, cuando la Sífilis registraba 1,8 casos por 100.000 habitantes y año y la Gonococia 2/100.000 habitantes y año, pero, después de esos años de descenso, se comienza a experimentar un progresivo ascenso de las tasas de incidencia.

    Así, en 2009 la incidencia de la Sífilis era de 5,3 casos por 100.000 habitantes y año y la Gonocia 4,3/100.000.

Desigualdad de las ITS por sexo

    Para la experta, las ITS siguen siendo un ámbito a trabajar en el campo de la reducción de las desigualdades en salud y género.

       En esta línea, sostiene que todas las investigaciones realizadas para estudiar la tendencia de las ITS en hombres y mujeres jóvenes adultos/as, demuestran que las tasas de incidencia en mujeres son más altas que las de los hombres. Tanto es así que la prevalencia de la Chlamydia Trachomatis ronda las 543 mujeres por 190 hombres por cada 100.000 habitantes, es decir, por cada cuatro mujeres que la padecen, hay un hombre que la sufre.

       Pese a estas alarmantes cifras, se sabe que estos datos están infrarrepresentados, debido a las altas tasas de infradiagnóstico que se dan entorno a las ITS, ya que, por ejemplo, la infección producida por Tricomonas no se refleja en las estadísticas, a pesar de que es una de las ITS con  mayor prevalencia al igual que Herpes genital, una infección con un alta morbilidad.