miércoles, 18 de noviembre de 2015

Pseudomonas aeruginosa pueden estar presente en entre un 30 y un 60% de los grifos de las UCI de los hospitales

El Hospital Central de la Defensa “Gómez Ulla” de Madrid, acogió la celebración de las VII Jornadas Madrileñas de atención al paciente críticoorganizadas por la Sociedad de Medicina Intensiva de la Comunidad de Madrid (SOMIAMA), que acaba de reunir a más de 300 expertos nacionales e internacionales implicados en la atención al paciente crítico para intercambiar inquietudes y experiencias sobre su cuidado.

El Prof. Dr. Matthias Trautmann, Director del Instituto de Higiene Hospitalaria en Klinikum Stuttgart, en su ponencia El agua como vehículo de transmisión aeruginosa de infecciones por Pseudomonas en la UCI, aseguró que “los pacientes en unidades de cuidados intensivos tienen un alto riesgo de contraer infecciones debido a una respuesta debilitada de su sistema inmune y el acceso a múltiples zonas con bacterias y hongos. Muchas de estas infecciones tienen su origen en la propia flora bacteriana del paciente, sobre todo en la piel y las mucosas. Específicamente, el tracto intestinal inferior es un reservorio de gran variedad y abundancia de bacterias Gram-negativo como Escherichia coli, el  Enterobacter y la Pseudomonas aeruginosa”.

Pseudomonas aeruginosa, es uno de los patógenos Gram-negativo más importantes. Es unode los microorganismos más frecuentemente aislados en la práctica clínica en los pacientes críticos. Es el causante de infecciones que presentan una elevada morbilidad y mortalidad, por lo que su detección y prevención es vital.

Según el Prof. Trautmann, “se ha demostrado que  Pseudomonas aeruginosa puede estar presente en entre un 30 y un 60% de los grifos de las UCI. Este organismo puede transmitirse a los pacientes por actividades tan comunes como la ducha, el lavado de dientes, el afeitado y el enfriamiento con agua de pacientes febriles. Frecuentes comprobaciones en las salidas de agua de las UCI, limpieza y sustitución de difusores de los grifos, y el uso de filtros bacterianos para el agua en el punto de uso pueden ser opciones para prevenir las infecciones causadas por este patógeno”, por lo que instó a todos los profesionales implicados en el cuidado en UCI a tomas todas las medidas necesarias para evitar posibles infecciones.

Los expertos reunidos en las Jornadas organizadas por la SOMIAMA abordaron aspectos de innovación en el cuidado en UCI y los retos que plantea la formación continuada para estos profesionales de la salud.