miércoles, 4 de noviembre de 2015

Novartis Oncology presenta en Almagro el proyecto “Yo, aquí y ahora: ejercicio y nutrición en cáncer de mama”

Novartis Oncology organizó ayer en Almagro una reunión con pacientes bajo el lema“Yo, aquí y ahora: ejercicio y nutrición en cáncer de mama”, un proyecto que se ha puesto en marcha con el fin de responder a las necesidades de las mujeres con cáncer de mama localizado y avanzado en materia de ejercicio físico y nutrición. Para ello, Novartis Oncology, en colaboración con un prestigioso grupo de expertos formado por oncólogos, especialistas en nutrición y ejercicio físico, enfermeras oncológicas, psiconcólogos y pacientes, ha elaborado unas guías con información general y consejos en estos dos ámbitos. Estos materiales están avalados por GEICAM (Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama), SOLTI (Grupo Cooperativo de Investigación Clínica Especializado en Cáncer de Mama), SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica), SEEO (Sociedad Española de Enfermería Oncológica), FECMA (Federación Española de Cáncer de Mama) y Fundación Más que Ideas.
Las guías “Yo, aquí y ahora: ejercicio y nutrición en cáncer de mama” cuentan con: la Guía de Ejercicio Físico, dedicada a explicar los beneficios que el ejercicio físico tiene para estas pacientes, facilitando consejos a través de un video explicativo sobre la mejor forma de realizar cada uno de los ejercicios y una serie de planes de entrenamiento específicamente diseñados para cada una de las etapas de la enfermedad (después de la cirugía, durante los tratamientos, en función del tipo de metástasis…); y la Guía de Nutrición, que explica los beneficios de una dieta equilibrada y saludable en estas pacientes, y que ofrece información sobre las ideas preconcebidas referentes a algunos alimentos relacionados con el cáncer (soja, azúcar, hierbas...), acompañado de un recetario específicamente diseñado para mejorar los efectos adversos relativos a los tratamientos (pérdida de apetito, astenia, náuseas y vómitos, sabor metálico, alteraciones intestinales…).
“Yo, aquí y ahora: ejercicio y nutrición en cáncer de mama” es una campaña itinerante que, tras su paso por A Coruña, Málaga, Madrid y ahora Almagro, visitará otras ciudades españolas como Barcelona. Su objetivo es reunir a pacientes de distintos puntos de la geografía española con expertos para profundizar en aquellas cuestiones que más preocupan a este colectivo, tanto a la hora de realizar ejercicio como para poder llevar una alimentación adecuada. Además, un chef de reconocido prestigio de cada zona que se visite, impartirá una clase práctica de cocina para todos los asistentes preparando uno de los platos del recetario que forma parte de estas guías.
El cáncer de mama localizado y avanzado
La reunión contó con la participación de la Dra. Mª José García, especialista en Oncología Médica del Hospital General Universitario de Ciudad Real. “El cáncer de mama es el más frecuente en la mujer en el mundo occidental, con más de 25.000 casos al año en España, por lo que constituye un problema socio-sanitario de primer orden debido a su elevada incidencia. En las últimas tres décadas se han producido notables mejoras en la supervivencia debidas tanto a la introducción de las campañas de cribado mamográfico como a los nuevos tratamientos médicos”, afirma la Dra. García.
“Como en el resto de tumores, todos los subtipos de cáncer de mama se clasifican en estadios según la extensión de la enfermedad. El sistema de clasificación TNM se basa en el tamaño del tumor (T) y su extensión a los ganglios linfáticos regionales (N) -enfermedad locorregional- o a otras partes del cuerpo (M) -enfermedad avanzada-. A pesar de los avances diagnósticos y terapéuticos, su pronóstico sigue dependiendo principalmente de la extensión de la enfermedad en el momento de la detección. De ahí que el conseguir un diagnóstico precoz siga siendo la mejor vía para mejorar sus posibilidades de curación”, continúa la Dra. García.
“El tratamiento llevado a cabo por equipos multidisciplinares permite un abordaje individualizado en cada caso, frecuentemente menos agresivo y más eficaz. En la actualidad, cerca del 90% de las pacientes continúan libres de enfermedad cinco años después del diagnóstico y tratamiento de un cáncer de mama. Con más de 25.000 casos al año de cáncer de mama en nuestro país, cada 1% de mejora con un avance en el tratamiento del cáncer de mama hace que 250 mujeres menos recaigan de su enfermedad o puedan disfrutar de una mejor calidad de vida con reincorporación plena a su vida social y laboral” explica la Dra. García.
“Como en el resto de España, el cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer, habiendo sido intervenidas más de 200 pacientes el año pasado en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, observando un incremento en la incidencia en pacientes menores de 50 años. Desde la creación de la Sección de Oncologia Médica en este hospital en 1993, el tratamiento de las pacientes con cáncer de mama, se realiza de forma multidisciplinar, aplicando el mismo de forma personalizada teniendo en cuenta para ello las características del tumor (estadio, perfil biológico) así como las patologías concomitantes. Para ello, contamos con todo el arsenal terapéutico y aparataje necesario para realizar el diagnóstico lo antes posible (consulta de alta resolución) e iniciar el tratamiento de forma inmediata -local y/o sistémico-. También desde hace aproximadamente 3 o 4 años, se realizan estudios mediante las plataformas genómicas para decisión de tratamiento adyuvante en las pacientes que lo precisan. Asímismo se valora de forma muy especial el impacto psicosocial que tiene el diagnóstico del cáncer por lo que se  les ofrece tanto a las pacientes como a sus familiares apoyo psicológico si lo demandan”, concluye la Dra. García.
Guía de Ejercicio Físico
La Dra. Soraya Casla, coordinadora de proyectos de ejercicio oncológico en GEICAM, explicó la importancia que tiene el ejercicio físico en la recuperación de masa muscular en mujeres con cáncer de mama localizado y avanzado, y presentó la Guía de Ejercicio Físico que se ha editado para resolver las dudas que puedan surgir a estas pacientes a la hora de realizar ejercicio físico durante y después de su tratamiento.
“Las pacientes que reciben tratamientos de cáncer de mama sufren un proceso de pérdida de masa muscular, lo que disminuye la cantidad de calorías que gastan a lo largo del día. Esto hace que, al gastar menos y comer igual, acumulen mayor cantidad de grasa, produciendo una situación denominada ‘obesidad sarcopénica’. Además, otros tratamientos dificultan la recuperación de la masa muscular como es la hormonoterapia u otros tratamientos utilizados en líneas posteriores en el caso del cáncer de mama avanzado. El ejercicio físico realizado de forma controlada por un especialista aumenta la cantidad de masa muscular, lo que ayuda a regular el metabolismo, así como la composición corporal de las mujeres que padecen este problema”, afirmó la Dra. Casla.
“Esta guía significa un paso adelante en el cambio de mentalidad del tratamiento de las pacientes, ya que es una terapia complementaria que ha demostrado su eficacia tanto en la reducción de los efectos secundarios de los tratamientos como en el aumento de la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama”, continuó la Dra. Casla. “Además de estos beneficios físicos, el ejercicio oncológico es un tratamiento integral con efectos beneficiosos a nivel psicológico, lo que también aumenta la calidad de vida de las pacientes que lo realizan. Un estilo de vida saludable no solo les hará vivir mejor, con menos efectos secundarios, sino también les hará vivir más felices”.
Guía de Nutrición
La Dra. Rocío Fonseca, oncóloga especialista en nutrición en paciente oncológico, habló sobre la importancia de la nutrición en pacientes con cáncer de mama localizado y avanzado, y presentó la Guía de Nutrición que se ha elaborado pensando en las necesidades e inquietudes sobre la alimentación más recomendada antes, durante y después del tratamiento.
“Numerosos estudios han demostrado que un estilo de vida saludable basado en ejercicio físico habitual, alimentación adecuada, variada y equilibrada, así como evitar el consumo de alcohol y tabaco, reducen de forma importante el riesgo de desarrollar cáncer de mama y otros tipos de cáncer”, declaró la Dra. Fonseca. “No solo es importante en la prevención del cáncer de mama; diferentes investigaciones clínicas coinciden en que adoptar este estilo de vida saludable ayuda a las personas con cáncer en todas las fases de su enfermedad, contribuyendo a afrontar mejor los tratamientos y a una mayor eficacia de los mismos, además de favorecer una mejor recuperación y calidad de vida. Al afrontar un cáncer de mama debemos considerar la nutrición como una parte importante del tratamiento; el soporte nutricional debe formar parte del abordaje multidisciplinar del cáncer”.
“Clásicamente, el abordaje del cáncer de mama se centraba exclusivamente en una correcta administración del tratamiento oncológico indicado, sin valorar otros aspectos relacionados también con la enfermedad, como los psicosociales, la calidad de vida, la nutrición y la actividad física. Esta guía se ha diseñado pensando en estas pacientes, en sus necesidades e inquietudes sobre la alimentación más recomendada al afrontar un cáncer de mama. En esta guía aprenderán por qué es importante una buena alimentación que garantice una óptima nutrición, en qué consiste una alimentación adecuada, variada y equilibrada, y consejos sobre hábitos alimenticios saludables”, continuó la Dra. Fonseca.
“Aprender a comer significa ganar en salud. Existen ideas generalizadas sobre ciertos alimentos y su relación con el cáncer. El problema surge cuando la información consultada es contradictoria: ¿qué hacer entonces? Las pacientes encontrarán un apartado en la guía para poder aclarar dudas y resolver preguntas frecuentes. Asimismo, también hay a su disposición recetas variadas, con un valor nutritivo completo y equilibrado, económicas, sencillas, que se adaptarán a las diferentes situaciones que puedan presentarse en el transcurso de los tratamientos y de la enfermedad”, finalizó la Dra. Fonseca.
Este proyecto en Almagro contó con la colaboración especial de Pepe Rodríguez, chef del restaurante “El Bohío”, quien participó con la proyección de un vídeo mostrando su amplia experiencia gastronómica con el fin de ayudar a este colectivo de mujeres a llevar una alimentación saludable. También se contó en la reunión con la presencia de Iván Cerdeño, chef del restaurante “El Carmen de Montesión”, quien elaboró una de las recetas incluidas en la Guía de Nutrición con el fin de formar a las pacientes sobre cómo cocinar de forma beneficiosa para su salud, teniendo en cuenta su enfermedad.
Por último, la Dra. Esther Lorite, Directora de Comunicación y Relaciones con Pacientes de Novartis Oncology comentó “Novartis Oncology cuenta con más de 30 años de experiencia en la lucha contra el cáncer de mama intentando dar respuesta a las necesidades de las pacientes en cada una de las fases de la enfermedad. Gracias al acceso a tratamientos más avanzados y dirigidos, ha mejorado la supervivencia de estas pacientes lo que se ha visto acompañado de una mejora en la calidad de vida que les permite llevar una vida prácticamente normal en muchos de los casos. Por ello, las necesidades actuales de las pacientes ya no son las mismas que las que tenían hace tiempo. El proyecto ‘Yo, aquí y ahora: ejercicio y nutrición en cáncer de mama” nace con el objetivo de facilitar una información avalada, contrastada y veraz sobre dos de las principales cuestiones que preocupan a las pacientes con cáncer de mama: el ejercicio físico y la nutrición”.
Colaboración por parte de la comunidad de pacientes
Para la elaboración de estas guías, Novartis Oncology ha contado con la colaboración de diversas asociaciones de pacientes y organizaciones relacionadas con la enfermedad. “Desde la Federación Española de Cáncer de Mama, defendemos los programas de detección precoz y apoyamos aquellos proyectos que puedan facilitar el día a día de las pacientes. En este sentido, agradecemos a Novartis haber pensado en FECMA para ayudar a elaborar estas guías. Para nosotros es muy importante que se pongan en marcha iniciativas de este tipo en las que se atiendan de forma tan cuidada las necesidades especiales que tienen las mujeres con cáncer de mama”, afirma Dª Josefa Madrid, presidenta de la Asociación de Mujeres Afectadas de Cáncer de Mama ROSAE y secretaria de de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA).
“Como mujer afectada de cáncer de mama, ha sido un verdadero placer haber colaborado en la elaboración de estas guías, no solo por haber aportado mi punto de vista como paciente, sino también por haber trabajado con profesionales de la salud muy cualificados que se han implicado en el proyecto con mucho esmero y cariño”, explica Josefa. “Estamos seguras de que estas guías serán de suma utilidad, ya que están pensadas teniendo en cuenta nuestras necesidades. En este sentido, somos conscientes de que no todo tipo de ejercicio físico es válido para nosotras pero con esta guía adaptada y un buen seguimiento, podremos llegar a alcanzar un alto rendimiento sin miedo a lesionarnos. Y gracias a la Guía de Nutrición, podremos seguir una dieta no solo sana sino también adecuada a nuestras necesidades según el momento de la enfermedad. Podremos saber qué alimentos nos pueden beneficiar para evitar carencias nutricionales y así ganar en salud eliminando tantas dudas como nos surgen no solo en el momento del diagnóstico sino a lo largo de nuestra vida. En definitiva, una dieta adecuada a nuestras necesidades completándola con el ejercicio recomendado, mejoraría nuestra calidad de vida”, concluye Josefa.