martes, 3 de noviembre de 2015

Novartis colabora con el GEIDAC en su 60ª Reunión Científica, que aborda las nuevas estrategias terapéuticas para la urticaria

Novartis ha colaborado con el Grupo Español en Investigación de Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea (GEIDAC) de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) en su 60ª Reunión Científica Anual, un encuentro en el que se han abordado las nuevas estrategias terapéuticas para el tratamiento de la urticaria y las novedades sobre el eczema de contacto y la dermatitis atópica. La cita ha reunido a dermatólogos de renombre nacional e internacional, así como con la destacada  participación del Dr. Allen P. Kaplan, experto mundial en el campo de la Urticaria Crónica (UC) y el Angioedema. En ella se ha resaltado la importancia de generar más Unidades de Immunoalergia Cutánea donde se realice una aproximación integral, tanto diagnóstica como terapéutica, de estas enfermedades.
La reunión se ha dividido en dos talleres y dos sesiones científicas. El primero de los talleres  se ha centrado en pruebas epicutáneas mientras que el segundo se ha focalizado en  las exploraciones complementarias en urticaria, profundizando en  los conceptos de autoinmunidad y autorreactividad en UC así como en las analíticas y tests a realizar en el diagnóstico y estudio de la UC. Por otra parte, entre las sesiones científicas destaca la presentación de una serie de cien casos de UCE recogidos durante cuatro años por el Servicio de Dermatología del Hospital General Universitario de Alicante. Finalmente  se contó con una   conferencia magistral a cargo del  Dr. Allen P. Kaplan, autor de múltiples artículos académicos, quien ha abordado la patogénesis y terapia en Urticaria Crónica Espontánea (UCE) en base a las últimas evidencias publicadas, así como a su propia experiencia personal atesorada durante más de 30 años.  
El Dr. Juan Francisco Silvestre, coordinador del GEIDAC y dermatólogo del Hospital General Universitario de Alicante, señala que “hemos intentado elaborar un programa que cubra las necesidades de todos los dermatólogos interesados el estudio del eczema de contacto, la dermatitis atópica y la urticaria porque queremos que el dermatólogo general se inicie de la forma más correcta en la realización de pruebas diagnósticas para el estudio de estas enfermedades cutáneas”. Además, “buscamos resaltar la importancia de la existencia de Unidades de Immunoalergia Cutánea donde se realice una aproximación diagnóstica y terapéutica de esta enfermedades, por lo que hemos invitado a dos expertos internacionales que nos han puesto al día en el manejo integral del eczema de manos y de la urticaria crónica”, añade.
La prevalencia mundial de la UC asciende al 1% de la población mundial y hasta dos tercios de los pacientes padecen UCE1,2, una afección cutánea grave y preocupante que se caracteriza por la aparición de ronchas o habones con enrojecimiento, hinchazón, prurito y a veces dolor en la piel3,4. Según el Dr. Silvestre, “más del 95% de las urticarias crónicas no alérgicas y son a nivel cutáneo, es por eso que el dermatólogo debe tener un papel principal en el manejo diagnóstico y terapéutico de estos pacientes”, de hecho “la urticaria motiva el 25% de las consultas dermatológicas”. Según el especialista, “existe un protocolo de actuación muy claro, nuevas estrategias terapéuticas y nuevos medicamentos útiles para los casos de UCE refractarios a los tratamientos habituales, como omalizumab”. Xolair®, el primer tratamiento autorizado en España para pacientes con urticaria crónica espontánea que no responden a antihistamínicos, ha supuesto según los expertos un cambio radical porque logra controlar la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes con UCE.
Tras la reciente aprobación de la nueva indicación de Xolair para el tratamiento de la UCE refractaria a antihistamínicos, Novartis ha querido colaborar con el GEIDAC en su 60ª Reunión Científica Anual, como muestra de su compromiso con la formación de los profesionales médicos para actualizar y potenciar sus conocimientos científicos en el ámbito de la dermatología y contribuir a la mejora continua de la práctica clínica.