miércoles, 25 de noviembre de 2015

Médicos, pacientes y abogados analizan la comunicación médico-paciente en situaciones graves‏


La  mesa redonda “Cómo informar a los pacientes en situaciones graves”, organizada por el Defensor del Colegiado del Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga), Dr. Juan José Bretón, se centró en la comunicación médico-paciente cuando se han de trasladar malas noticias.
En la mesa participaron junto al Dr. Bretón, el jefe de Urgencias de Hospital Regional de Málaga, Dr. Pedro Rodríguez; el médico de Cudeca, Dr. Rafael Gómez;  la ex paciente de cáncer de mama, Mercedes Atencia y la secretaria técnica del Área de Profesionalismo Médico y de la Comisión Deontológica del Colegio, Aurora Puche.
La falta de  tiempo, de un espacio adecuado donde llevar a cabo ese proceso, la presión asistencial, el estrés, los fallos del sistema, y la necesidad de mejora de la formación de los profesionales provocan que los médicos no comuniquen, en ocasiones, de forma correcta a sus pacientes ante situaciones graves.
Los profesionales de la Medicina coincidieron en la falta de formación que reciben de esta materia ya que no se adquiere habitualmente en las facultades ni durante la Residencia.
En este sentido, el Defensor del Colegiado expuso ante los asistentes la necesidad de enseñar herramientas al médico para que se comunique bien con su paciente y adelantó que el Colegio de Médicos tiene previsto organizar un curso de estas características.
Conclusiones de la mesa redonda:
·         Se ha de potenciar la formación de los médicos, tanto en la  universidad como en la especialización (fase de pre y post grado),  con el aprendizaje de técnicas y habilidades de comunicación y especialmente cómo comunicar malas noticias.
·         Dentro de la relación médico paciente, se ha de diferenciar entre el concepto de información -unidireccional- y comunicación -implica receptividad del mensaje-. Una comunicación eficaz médico-paciente se encuentra  directamente relacionada  con  la satisfacción tanto de los pacientes y los médicos, y con la  calidad de la atención y los resulta­dos obtenidos.
·         Existen diversos factores que dificultan una buena comunicación médico-paciente: falta de  tiempo, de un espacio adecuado donde llevar a cabo ese proceso, estrés, fallos del sistema, mejoras en la formación.
·         Se está produciendo la paradoja de haber logrado que actualmente el  paciente esté mucho mejor informado, pero en ocasiones está dejando atrás el humanismo que debe presidir la relación entre el médico y sus pacientes, con el consiguiente deterioro de la confianza entre ambas partes  y la posibilidad de aparición de conflictos.
·         La mediación se presenta como una alternativa al sistema judicial  en la resolución de conflictos surgidos en el entorno sanitario, ofreciendo una serie de ventajas: permite preservar las relaciones entre las personas y, por tanto, entre médico y paciente, abordando el problema de fondo y las emociones enfrentadas,  presentes en todo conflicto. La mediación realiza una función preventiva.
·         El Colegio de Médicos organizará un curso sobre cómo informar malas noticias a los pacientes, que ofrecerá herramientas a los profesionales para evitar que surjan o se consoliden los conflictos. Se realizará en colaboración con Cudeca el año próximo.