miércoles, 4 de noviembre de 2015

La perspectiva de la evaluación de las intervenciones sanitarias y los costes, temas principales del primer artículo del grupo de expertos sanitarios Key4Value

 La evaluación económica de intervenciones sanitarias (EEIS) ha alcanzado un fuerte desarrollo en Europa en la última década. La principal causa de este florecimiento se debe al papel impulsor que están desempeñando las autoridades públicas, utilizando estas herramientas como elemento clave en las estrategias de adopción y difusión de las innovaciones sanitarias.

La importancia de la evaluación económica reside en aportar un método que ayuda a dar respuesta a la tensión existente entre la necesidad de incorporar novedades terapéuticas, generalmente más efectivas y, por tanto, con un valor añadido o promesa de mejora de la salud, con el mayor esfuerzo presupuestario que suponen habitualmente para el sistema sanitario. Ante esta situación, los responsables sanitarios han de conjugar el acceso a sus ciudadanos de aquellos avances terapéuticos que ayuden a mejorar su salud con la sostenibilidad financiera de los sistemas sanitarios públicos.

Aunque existe un fuerte consenso sobre cuestiones técnicas en las guías de evaluación de las intervenciones sanitarias, hay aspectos que por ser más cercanos al ámbito normativo o porque se ha experimentado grandes avances metodológicos recientemente no existe este grado de coincidencia. Es el caso de la perspectiva del análisis y la valoración de los costes. Sobre esta temática ha versado el primero de los tres artículos del Grupo Key4Value, un proyecto de colaboración formado por expertos en el área de la salud y el Departamento de Health Economics de Novartis, cuyo objetivo principal es identificar y priorizar líneas de investigación relevantes en el campo de la evaluación de tecnologías sanitarias. Los tres artículos han sido publicados en la Revista Española de Salud Pública durante el primer semestre del año.


Múltiples perspectivas en la evaluación económica

La perspectiva de la evaluación de tecnologías sanitarias y la valoración de los costes asociados fueron los primeros temas seleccionados. Según el Dr. Juan Oliva, primer firmante del artículo que abre la serie Key4Value, la perspectiva a considerar a la hora de afrontar una evaluación económica, los expertos consultados coincidieron en que idealmente la perspectiva a considerar debe ser la de la sociedad. Esta es la perspectiva que trata de identificar, medir y valorar todos los efectos sobre la salud y los recursos, independientemente de sobre quién recaigan. Adicionalmente, se señaló que esta perspectiva, “es la más relevante en aquellos sistemas que avanzan hacia la integración de la planificación y provisión de servicios sociales y sanitarios”, puntualiza Oliva.


No obstante también se debe tener en cuenta que las evaluaciones económicas se realizan para informar la toma de decisiones y el marco de responsabilidad del decisor puede condicionar su elección. Como ejemplifica el Dr. Oliva, “el financiador público puede considerar especialmente relevantes aquellos recursos financiados con presupuesto público. Por su parte, el financiador sanitario puede considerar más relevantes todos los recursos sanitarios, pero no tanto en cambio recursos empleados por los servicios sociales o las pérdidas laborales. Por su parte, un proveedor sanitario podría contemplar exclusivamente los recursos que son competencia de su centro”. Así pues, se subraya la necesidad de trabajar en un marco donde las diferentes perspectivas se consideren de manera complementaria, no sustitutivas entre sí.


Durante la sesión de debate previa a la elaboración del artículo, los expertos participantes coincidieron en la necesidad de reportar los costes de forma desagregada para el financiador público, sanitario o centro proveedor, para así cubrir las necesidades informativas de cada uno de los decisores. También hubo consenso en la relevancia y la necesidad de la inclusión de la valoración monetaria de las pérdidas laborales y la de los cuidados informales, aunque se identificó una clara necesidad de profundizar en la investigación de la metodología para la valoración monetaria de las pérdidas laborales y la de los costes informales.

Tal y como explica el Dr. Oliva, “los dos métodos más usados para la valoración de las pérdidas laborales, el método del capital humano y los métodos de costes de fricción, presentan grandes diferencias de base teórica que lógicamente pueden condicionar los resultados de la evaluación. Existe la necesidad de incrementar los trabajos empíricos para continuar profundizando en una síntesis de los métodos actuales o investigar en nuevas alternativas”.

Para el Dr. Oliva, la evaluación económica cuenta con una amplia tradición en España, promovida tanto desde el punto de vista académico como por proveedores públicos y privados, sin olvidar el papel jugado por las agencias de evaluación de tecnologías sanitarias y por sociedades científico-profesionales.

Sin embargo, “existe ambigüedad respecto al papel que se quiere conceder a este tipo de herramientas en el proceso de toma de decisiones ligado a la financiación pública de tecnologías sanitarias (incluyendo medicamentos), en el establecimiento de los precios de estas tecnologías e incluso a la hora de diseñar políticas para el mejor uso de las mismas. La consecuencia de ello es que en otros países europeos, la evaluación económica de intervenciones sanitarias es reconocida por parte de los principales agentes sanitarios como una herramienta de utilidad en los procesos de negociación y uso racional de tecnologías en distintos niveles de la gestión (macro, meso y micro). En España es difícil conocer cuál es su impacto real sobre la toma de decisiones”, afirma el doctor.

Para el experto, y dado que el objeto de la evaluación económica es aportar información de utilidad a los actores sanitarios y reducir el grado de incertidumbre en el momento de tomar una decisión, “toda mejora en los métodos aplicados y en la información empleada en este tipo de análisis conlleva importantes mejoras en la aplicación de políticas públicas y, por ende, en la mejora del bienestar de los ciudadanos”.


Paso a paso del proyecto
Los artículos de este proyecto están basados en una selección de temas de interés y relevancia en el ámbito de las intervenciones sanitarias y su coste. Tres grupos de expertos de áreas multidisciplinares, académicos, evaluadores, gestores, farmacéuticos y clínicos llevaron a cabo un debate acerca de dichos temas utilizando la técnica del Metaplan, una tipología de brainstorming que combina la reflexión individual con la visualización colectiva de las ideas expuestas.

Las conclusiones obtenidas mediante el debate han permitido la formulación de los tres artículos acerca de las líneas de investigación que pueden resultar más efectivas en el campo de la economía aplicada a la sanidad.

Al primer artículo, centrado en la perspectiva de análisis y la valoración de los costes en evaluación económica de intervenciones sanitarias, le sigue un segundo sobre controversias metodológicas en las medidas de resultados en salud. El tercer artículo cerró la serie abordando la evaluación económica de intervenciones sanitarias en situaciones especiales.

Protagonistas del debate
El primer trabajo, acerca de las controversias sobre la perspectiva y los costes de las intervenciones sanitarias en la evaluación económica, fue coordinado por el Dr. Oliva y contó con la participación del Grupo Key4Value I, formado por: Fernando Antoñanzas (Universidad de la Rioja); Juan Delgado (Hospital Universitario 12 de Octubre), Rodrigo Gutiérrez (Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla La Mancha), Jose María Labeaga (Universidad Nacional de Educación a Distancia), Félix Lobo (Universidad Carlos III), Julio López Bastida (Universidad Castilla La Mancha), Berta Rivera (Universidad de A Coruña) y Montserrat Figueras (Novartis Farmacéutica, S. A.). La sesión del metaplan fue planificada y conducida por Max Brosa, experto en desarrollo de instrumentos exclusivos en el ámbito de la economía de la salud.

Los resultados completos de este primer trabajo pueden encontrarse en: Oliva J, Brosa M, Espín J, Figueras M, Trapero M y Key4Value-Grupo I. Cuestiones controvertidas en evaluación económica (I): perspectiva y costes de intervenciones sanitarias. Rev Esp Salud Pública. 2015; 89 (1): 5-14.