lunes, 2 de noviembre de 2015

La nueva combinación en investigación de los antivirales Elbasvir/Grazoprevir ha obtenido una tasa de respuesta virológica sostenida del 96% tras 12 semanas de tratamiento en pacientes con hepatitis C crónica‏

La combinación oral de antivirales en investigación de MSD para la hepatitis C crónica (elbasvir/grazoprevir), ha obtenido una respuesta virológica sostenida a las 12 semanas de finalizar el tratamiento del 96% en pacientes con hepatitis C crónica, que habían fracasado a un tratamiento previo basado en interferón pegilado/ribavirina e inhibidores de la proteasa de primera generación, según el estudio C-SALVAGE publicado por la revista Journal of Hepatology.
Este estudio evaluaba la eficacia de una combinación oral de elbasvir/grazoprevir junto con ribavirina durante 12 semanas, en pacientes con hepatitis C crónica que no habían respondido a un tratamiento previo basado en interferón pegilado/ribavirina junto con boceprevir, telaprevir o simeprevir. En el estudio se trataron 79 pacientes: 34 de ellos con cirrosis hepática, y 76 (es decir, el 96,2%) alcanzaron respuesta viral sostenida tras 12 semanas de tratamiento, curando así su infección.
España ha sido el máximo reclutador de los países participantes, con 30 pacientes que provenían de tres centros: Hospital Clínic de Barcelona, Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y Hospital Puerta de Hierro de Madrid.
El Dr. Xavier Forns, jefe de la Unidad de Hepatitis del Hospital Clínic, destaca que “la nueva opción terapéutica, que podría estar disponible en 2016, supone una opción terapéutica para aquellos pacientes que ya han recibido tratamientos previos sin éxito, incluso con antivirales de primera generación. Según los datos del estudio, el fármaco mostró un buen perfil de seguridad y obtuvo un índice de respuesta virológica sostenida superior al 95% en pacientes que ya habían recibido tratamientos previos”.
La Dra. María Buti, jefa de Sección del Servicio de Hepatología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, resalta que “la combinación oral elbasvir y grazoprevir con ribavirina durante 12 semanas, supone una opción terapéutica eficaz para aquellos pacientes que fracasaron a un tratamiento previo basado en interferón pegilado/ribavirina e inhibidores de proteasa de primera generación, incluso si el paciente ha desarrollado resistencias a los inhibidores de proteasa de primera generación1”. 
Para el Dr. José Luis Calleja, jefe adjunto del Servicio de Gastroenterología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), “los resultados mostrados por elbasvir/grazoprevir, tanto en este estudio como en el resto de estudios que componen su amplio programa de desarrollo, no sólo podrían significar poder contar con una opción terapéutica más para tratar la hepatitis C, si no que podrán abordar el tratamiento en pacientes que actualmente no disponen de alternativas terapéuticas óptimas”.