lunes, 2 de noviembre de 2015

La Fundación Novartis y sus socios lanzan un nuevo programa contra la hipertensión en Ghana

 La Fundación Novartis y sus socios han empezado a examinar pacientes dentro del proyecto comunitario Hypertension Improvement Project (ComHIP), un programa de dos años diseñado para evaluar el impacto de un innovador modelo sanitario para gestionar y controlar la hipertensión en Ghana.
 Con este innovador modelo sanitario, la Fundación Novartis y sus socios tienen como objetivo mejorar el control de la hipertensión, un factor de riesgo importante en las enfermedades cardiovasculares, ofreciendo servicios más accesibles para la comunidad y formando a los pacientes para gestionar su hipertensión. Más de tres cuartas partes de las muertes por enfermedades cardiovasculares se producen en países de renta baja-media.
 “Hemos aprendido de experiencias anteriores en enfermedades infecciosas para crear ComHIP, un modelo sanitario único que aúna socios públicos y privados, servicios sanitarios comunitarios y tecnología para apoyar a los profesionales sanitarios y fomentar la educación del paciente”, anunció Peter Lamptey, Presidente Emérito de FHI 360 y Profesor de Enfermedades No Transmisibles en la London School ofHygiene & Tropical Medicine. “Queremos formar a toda la comunidad, desde pacientes a profesionales sanitarios y empresas locales, para reducir la carga de la hipertensión y, con suerte, mejorar el sistema sanitario en su conjunto”.
 Gracias al proyecto ComHIP, que se desarrolla en un distrito próximo a un centro urbano de Ghana, el punto en el que los pacientes acceden a la asistencia sanitaria se trasladará del hospital, que suele estar lejos y abarrotado, a la comunidad. Empresas locales y profesionales sanitarios de la comunidad recibirán formación para examinar y asistir a pacientes hipertensos. Se usarán dispositivos móviles y telemedicina para ayudar a las enfermeras de la comunidad a tomar decisiones y garantizar una conexión permanente con los profesionales sanitarios y médicos de la comunidad en caso necesario. Además, se usarán SMS y mensajes de voz para enseñar a los pacientes a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y asegurar el seguimiento de la terapia.
 “Estamos deseando ver los avances del proyecto ComHIP y estoy seguro de que los resultados del programa nos ayudarán a crear políticas para mejorar la atención de la hipertensión en Ghana a nivel nacional”, apuntó Ann Aerts, Directora de la Fundación Novartis. “Además, el objetivo de la Fundación Novartis va más allá de Ghana y la hipertensión. Queremos reunir evidencias sobre qué tipo de modelos y tecnologías sanitarias son eficaces y adaptarlos y aplicarlos para ayudar a gestionar la doble carga global de las enfermedades infecciosas y no transmisibles a las que se enfrentan los países de renta baja-media”.
 Los países de renta baja-media (PRBM) aún se enfrentan a enfermedades infecciosas y problemas materno infantiles, mientras que, al mismo tiempo, la carga de las enfermedades no transmisibles (ENT), como insuficiencia cardíaca, diabetes y cáncer se ha incrementado de forma dramática. Casi el 70% de todas las muertes en el mundo están relacionadas con ENT y cuatro de cada cinco muertes se producen en PRBM.
 Se estima que cada año fallecen 9,4 millones de personas por hipertensión en todo el mundo, lo que equivale a todas las enfermedades infecciosas juntas. Más de una cuarta parte de la población adulta de Ghana padece hipertensión, pero sólo el 4% tiene la presión arterial bajo control.
 La Fundación Novartis está colaborando en el proyecto ComHIP con FHI 360, el Servicio de Salud de Ghana, la London School of Hygiene y el Tropical Medicine Centre for Global NCDs, VOTO Mobile, la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Ghana y muchos socios locales de Ghana.