lunes, 23 de noviembre de 2015

La evolución de pacientes de VIH muy inmunodeprimidos depende de la respuesta inmunológica y virológica al tratamiento

Las autoridades sanitarias recomiendan desde hace un tiempo que los pacientes infectados por VIH empiecen el tratamiento justo después del diagnóstico, independientemente de los niveles de inmunosupresión (que se miden por el número de CD4 en sangre, las células responsables de la respuesta inmunológica y que son infectadas por el virus) y de las copias del virus que se detecten (carga viral).

Más de la mitad de los pacientes llegan tarde al tratamiento

"El problema es la realidad que nos encontramos en la clínica" explica el Dr. Daniel Podzamczer, jefe de la Unidad de VIH y ETS del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB) e investigador del grupo de infecciones respiratorias y en el huésped inmunocomprometido del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL). "Los pacientes llegan muchas veces severamente inmunodeprimidos un 66% con CD4<500 22="" al="" aproximadamente="" c="" caso="" cd4="" con="" de="" en="" este="" estudio="" evoluci="" hemos="" la="" llegan="" los="" lulas="" mm3="" n="" nuestro="" observar="" pacientes="" por="" que="" querido="" son="" span="" tarde="" tratamiento="" un="" y="">

El estudio, publicado en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy, se ha realizado con pacientes de la cohorte PISCIS (con la colaboració de otros hospitales y del CEEISCAT) que incluye más de 17.000 pacientes infectados con VIH de varios hospitales de Cataluña y las Islas Baleares. Se ha hecho el seguimiento durante cinco años de 2.300 pacientes que cuando empezaron el tratamiento presentaban niveles de CD4 muy bajos, menores de 200 células por mm3.

Lo que han observado es que el 78% de los pacientes que no responden al tratamiento ni con un aumento de los CD4 ni con una bajada de la carga viral, progresan a SIDA o mueren. En cambio, si no recuperan la respuesta inmunológica pero la carga viral es indetectable, la mortalidad y la progresión a SIDA bajan casi a la mitad, 35%. Si no se alcanza una carga viral indetectable pero los CD4 suben por encima de 200, la progresión de la enfermedad baja a 18%. Es decir, que la recuperación inmunológica es más importante pero la respuesta virológica también juega un papel clave.

"Si, además, el paciente que ha comenzado el tratamiento en estas condiciones tan desfavorables consigue recuperar los niveles inmunológicos por encima de 200 células por mm3 y una carga viral indetectable, la progresión de la enfermedad a SIDA o muerte a los 5 años de seguimiento es de sólo un 2%, afirma la Dra. Elena Ferrer, primera autora del estudio, médico de la Unidad de VIH y ETS, investigadora del grupo de infecciones respiratorias y en el huésped inmunocomprometido del IDIBELL y médico del servicio de enfermedades infecciosas del HUB.

Y, finalmente, según el Dr. Podzamczer "aunque, incluso en el peor de los casos, se puede luchar contra la evolución de la enfermedad, no debemos olvidar que un 30% de estos pacientes no consiguieron recuperar la respuesta inmunológica. Y la recomendación sigue siendo diagnosticar y tratar al paciente lo antes posible, por lo que es necesaria una tarea de prevención y de información a la sociedad".