martes, 3 de noviembre de 2015

La educación social es clave para garantizar una buena hidratación en la población


  • Es recomendable beber al menos entre 4 y 6 vasos de agua u otros líquidos al día
  • Los niños y los ancianos son los grupos de población más vulnerables para la deshidratación
  • La deshidratación progresiva durante el ejercicio es frecuente, ya que muchos deportistas no ingieren suficiente líquido para reponer las pérdidas de agua, lo que puede producir una disminución del rendimiento físico