martes, 10 de noviembre de 2015

El Hospital Quirónsalud Málaga forma a su personal asistencial en seguridad del paciente

La seguridad del paciente es un principio fundamental en la atención sanitaria ya que existen ciertos riesgos inherentes a procesos asistenciales que deben ser controlados. De ahí que el Hospital Quirónsalud Málaga haya puesto en marcha formación profesional destinada a la mejora del desempeño, la gestión y la promoción en el área de la seguridad del paciente.
En estos cursos, dirigidos al personal asistencial, se analizan los aspectos más determinantes, como las caídas, la identificación o el uso de medicamentos.

Protocolo de actuación para disminuir las caídas y sus secuelas
Hospital Quirónsalud Málaga ha creado un protocolo de actuación para disminuir las caídas y sus secuelas, centrado en la identificación de la población de riesgo, la activación de mecanismos preventivos, la sensibilización de los profesionales y la definición de acciones para una rápida actuación en caso de que se produzcan.

Identificación del paciente para su correcto tratamiento
Su objetivo es determinar de forma fidedigna la identidad de la persona a la que va dirigida el tratamiento, los cuidados o el servicio con el que se le asiste. Para ello, en la formación del centro hospitalario se instruye a los profesionales para que verifiquen los datos del paciente, cuál es su diagnóstico y tratamiento, si porta pulsera identificativa, etc.

‘Decálogo del Uso Seguro del Medicamento’
Otra de las cuestiones determinantes para una buena práctica clínica es el uso seguro de los medicamentos. Durante la formación a sus empleados, el Hospital Quirónsalud Málaga recuerda cómo se deben almacenar, dispensar, preparar, administrar o registrar según el caso y la utilidad. Asimismo, el centro ha publicado un Decálogo del Uso Seguro del Medicamento, una iniciativa orientada al usuario, al que se le sugieren diez consejos antes de tomar cualquier medicación. Entre ellos, se les recomienda un papel activo por su propia seguridad; que verifiquen que todos los médicos que le atienden están al corriente de los fármacos que está tomando así como de sus alergias y reacciones; que se informe sobre cómo tomar sus medicamentos o sobre cuáles son los efectos adversos y, por supuesto, que exprese al especialista todas sus preguntas y preocupaciones.