domingo, 1 de noviembre de 2015

Andalucía presenta una propuesta complementaria al etiquetado neutro del tabaco con pautas para dejar de fumar

A
Andalucía ha apoyado el etiquetado neutro del tabaco ante el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) que se ha reunido hoy en Madrid y ha presentado una propuesta complementaria para que las cajetillas de tabaco contengan recomendaciones para dejar el hábito de fumar. Esta propuesta de la Consejería de Salud sigue las recomendaciones de sociedades científicas y colegios profesionales del sector sanitario, que piden que España adopte el envasado neutro de los paquetes de cigarrillos, y añade que se sustituyan los mensajes negativos por información útil para ayudar a los consumidores a abandonar este hábito nocivo que causa un tercio de las muertes por cáncer y representa un 31% de los trastornos cardiovasculares en hombres y un 7% en mujeres.
Este etiquetado neutro tiene como objetivo reducir el atractivo del tabaco a los consumidores, especialmente a los más jóvenes, además de aumentar la visibilidad y eficacia de las advertencias sanitarias obligatorias. Andalucía propone añadir consejos sanitarios que supongan un instrumento de prevención y control del tabaquismo que pueden complementar el papel de los profesionales sanitarios. El envasado neutro tendría la ventaja también de reducir la capacidad del empaquetado de inducir a errores sobre los efectos nocivos del consumo de tabaco y contribuir, como parte de una amplia batería de medidas como las que contempla el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía, a reducir la prevalencia de este problema de salud pública entre la población.
En Australia, primer país en adoptar esta medida, a los años de su implementación, se ha logrado una reducción de la prevalencia del tabaquismo de 2,8 puntos entre la población adulta. Irlanda ha sido el primer país europeo en aprobar a principio de marzo de 2015 este tipo de envasado, seguido del Reino Unido. La Asamblea Nacional francesa lo aprobó en abril, y países como Noruega o Finlandia también tienen previsto aprobarlo durante este año.
El tabaquismo es la causa más importante de morbimortalidad evitable de los países desarrollados. Además, se calcula que el 80% de los cánceres de pulmón son provocados por el tabaquismo.
Plan Integral de Tabaquismo
El Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía pone a disposición de la ciudadanía los recursos necesarios y la elaboración de estudios específicos para abordar cada situación con una metodología específica y adaptada a sus características concretas. De hecho, existe un amplio abanico de recursos para dejar este hábito y medidas que contribuyan a evitar la adquisición del mismo.
Además de la intervención básica desde los centros de salud, aquellas personas que requieren de recursos más específicos para conseguir el objetivo final de abandonar el tabaco tienen a su disposición los servicios de intervención avanzada individual y grupal que combina terapias psicológicas cognitivo-conductuales y tratamiento farmacológico.
Estos programas requieren de la presencia física de la persona fumadora en el centro y, por ende, de un desplazamiento y un horario. Por este motivo, en 2007 la Consejería de Salud puso en marcha un servicio gratuito de deshabituación tabáquica por teléfono, que se adapta al ciudadano y que le acerca este recurso sin necesidad de desplazamientos por su parte.
Las personas que deseen dejar de fumar pueden acceder a esta línea telefónica ‘Quit Line’, a través del Teléfono de Información sobre el Tabaco (900 850 300) o Salud Responde (902 505 060).