jueves, 12 de noviembre de 2015

Andalucía gestiona más de 6.000 plazas para favorecer la inclusión de personas con trastornos mentales graves




El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha explicado en la comisión del Parlamento los objetivos y fines de la Fundación Pública para la Integración Social de las Personas con Enfermedad Mental (FAISEM), con más de 20 años de experiencia. El titular de la Consejería ha indicado que, a través de esta entidad, Andalucía pone a  disposición de la población más de 6.000 plazas para favorecer la inclusión de personas con trastornos mentales graves, tanto en su programa residencial como en el destinado a actividades ocupacionales y habilidades sociales.

Durante su intervención, Aquilino Alonso ha recordado que en estos años se han producido importantes avances en lo que se refiere al abordaje de la salud mental. Prueba de ello ha sido la puesta en marcha y desarrollo de los dos Planes Integrales de Salud Mental y el Sistema para la Autonomía y la Atención a la dependencia.

Uno de los programas básicos en los sistemas de apoyo social a personas con discapacidades derivadas de padecer trastornos mentales graves es el Programa Residencial. Esta iniciativa contempla recursos y acciones como alojamientos supervisados (pisos y pensiones) y asistidos (casas hogar); y plazas en residencias generales para personas mayores y/o con discapacidad intelectual (provenientes de los hospitales psiquiátricos en proceso de desaparición).

Su finalidad es facilitar alojamiento a personas que tienen dificultad para vivir solas o en entornos familiares, de forma que puedan iniciar un proceso de recuperación e integración social.  Al cierre de 2014 se disponía de 932 plazas en casas hogar (10,8 tasa por cada 100.000 habitantes) y 694 plazas en viviendas supervisadas (7,3 tasa por 100.000 habitantes).

Este programa también incluye el apoyo en el propio domicilio cuando no hay dificultades en la relación con el entorno familiar. En este caso se han atendido 270 personas (3,2 tasa por 100.000 habitantes).

Por su parte, el programa ocupacional – laboral, incluye recursos y acciones como talleres polivalentes; centros ocupacionales; cursos de formación profesional y empresas sociales. Su finalidad es compensar las dificultades que muchas de las personas afectadas con trastornos mentales graves presentan para el acceso y el mantenimiento de un empleo.  

Aquilino Alonso ha comentado en su comparecencia que, al cierre del ejercicio 2014, se habían atendido 1.153 personas que han sido orientadas hacia el empleo con un itinerario personal de inserción. De ellas, 480 han sido empleadas y se han obtenido 924 contratos.

El titular de Salud ha subrayado que, además del alojamiento y el empleo, hay consenso en los modelos internacionales de atención comunitaria a personas con trastornos mentales graves, en que hay que favorecer su inclusión social y su participación activa en la sociedad con actividades cotidianas y sociales. Este modelo se conoce como Programa de Soporte Diurno e incluye a los talleres ocupacionales y clubes sociales. En la actualidad, el centro de día es el eje de este programa.

En la actualidad, ha indicado Aquilino Alonso, “contamos en Andalucía con 29 centros de este tipo que ofrecen 973 plazas”. También existen 88 talleres ocupacionales, con 2.125 plazas y 42 clubes sociales con 1.505 plazas. En total este programa cuenta con 4.603 plazas (54,8 tasa por cada 100.000 habitantes).

Actividades más específicas

            El consejero de Salud también ha explicado que junto a estos tres programas se han desarrollado en los últimos años actividades más específicas “para atender necesidades peculiares de colectivos especialmente desfavorecidos, dentro de quienes padecen trastornos mentales”. Se trata de los que se encuentran sin hogar y a los que están privados de libertad por haber cometidos actos delictivos.

            Para los primeros, FAISEM ha promovido la coordinación intersectorial en aquellas ciudades andaluzas en las que había constancia de una mayor prevalencia de personas en dicha situación. Para las personas recluidas en centros penitenciarios, además de impulsar también la colaboración intersectorial, se facilita una atención social alternativa o posterior para el momento en que se produzca la salida en libertad del centro penitenciario.

            Igualmente, hay otras tres actuaciones importantes llevadas a cabo por la Fundación como son: la participación en la provisión de mecanismos de tutela; la promoción de hábitos saludables y la prevención de enfermedades crónicas; y el fomento de la actividad deportiva y cultural y la lucha contra el estigma social.

            FAISEM ha participado junto con instituciones tutelares en un total de 1.537 casos en 2014, que abarcan defensa judicial, administración de bienes, curatela y tutela.

            Por último, el consejero de Salud ha finalizado su intervención valorando el trabajo que vienen realizando los profesionales de FAISEM, “porque gracias a todos ellos cada día las personas con necesidades de atención por sus problemas de enfermedad mental grave, encuentran respuesta a sus problemas de integración social y, en muchos casos, también laboral”.

Aquilino Alonso ha afirmado que desde Andalucía “seguiremos trabajando en esta línea de compromiso social para aquellos que más necesitan el apoyo de un Gobierno sensible, como el actual andaluz, que apuesta por mantener por encima de las vicisitudes financieras y presupuestarias una política social como eje prioritario de su acción”.