jueves, 15 de octubre de 2015

Un mayor número de comidas en casa y en familia, clave para el buen estado nutricional de los escolares



  • Esta etapa, junto con la de la adolescencia, es clave en la educación nutricional del menor, por lo que es necesario que el niño adquiera hábitos saludables que repercutan en la salud a corto, medio y largo plazo
  • En la adolescencia los padres deben estar atentos a la alimentación de los jóvenes para evitar que recurran a dietas milagro y para fomentar la práctica de actividad física
  • En estas etapas de la vida, es de suma importancia también el desayuno, al que se debe dedicar entre 10-15 minutos, sentados en la mesa en un ambiente relajado, y debe aportar entre un 20-25% de la energía necesaria para todo el día