viernes, 23 de octubre de 2015

Un 50% de la población suele padecer dolor de origen masticatorio de forma habitual



Según mantiene el médico especialista en estomatología, el doctor Moreno Cabello, que participa  en una mesa sobre el Dolor de origen masticatorio, “se podría decir que más del 50% de la población padece dolor de manera habitual, y tal muestra de ello es la prevalencia de cefaleas, migrañas  de distintos tipos y de cervicalgias  que padece la población en general”.
“Por sectores de edad, podemos decir que son menos frecuentes, más benignas y de mejor pronóstico en niños. Pero son más frecuentes de lo que creemos entre los más pequeños, ya que los niños no suelen manifestarlo; y a los padres y pediatras pueden pasarles desapercibidas. A medida que aumenta la edad son más frecuentes y tienen mayor prevalencia entre las mujeres”.
 
A la hora de atacar, el dolor de origen masticatorio no hace diferencias entre clases socioeconómicas. “Lo mismo aparece en pacientes con nivel económico alto y con tratamientos bucodentales caros, que entre población de bajo poder adquisitivo. Lo mismo en pacientes ancianos con prótesis dentarias que también cuando no pueden disponer de ellas”.
 
El dentista reivindica una mejor comunicación entre odontólogos y especialistas de dolor para poder abordar los problemas de dolor masticatorio. “Desgraciadamente existe una laguna en la comunicación entre ambos campos. Pocos médicos piensan en el campo de la odontología y pocos odontólogos hacen el camino inverso. El problema no es el abordaje del tratamiento sino el diagnóstico de la causa del dolor, la solución puede ser sencilla y a veces poco costosa, incluso no precisa ni medicamentos ni cirugía”. 
 
Esta mesa se ha organizado, según el presidente del Comité organizador, el doctor Manuel Jesús Sánchez del Águila “para mejorar esta situación de desconocimiento y trazar líneas de entendimiento y soluciones para los pacientes”.

Tratamientos
En la actualidad las técnicas que se emplean para el abordaje del dolor masticatorio desde la odontología son sencillas, y “no requieren medios sofisticados. Lo importante es conocer la causa que produce el dolor. Y con métodos que apoyan a la fisiología de la boca mejorando sus funciones, como la masticación bilateral alternante, la eliminación de la respiración por la boca y el sellado labial correcto. Así se evita la irritación del nervio trigémino que por su gran sensibilidad produce un dolor de alta intensidad”. Durante esta mesa se ha hablado  del Human Body Total Care-RFA (HBTC-RFA), que a través de la boca “puede mejorar los dolores de causa masticatoria que afectan a nuestros pacientes”, según han reconocido los especialistas.

Según han anunciado los participantes en la mesa, “la medicina del futuro está en la prevención, y en este caso de las disfunciones que lo producen, ese campo se relaciona más con la odontología. 
 
El futuro será el diagnóstico precoz, y  el tratamiento de la causa que produce el dolor evitando su aparición, que ocurre debido al movimiento patológico de la mandíbula con relación al cráneo y al cuello. Controlando este mecanismo mejorará la salud y la calidad de vida del paciente mediante hábitos posturales correctos y normas masticatorias. También en estos casos la odontología tendrá mucho que decir junto con la medicina del dolor.
 
El dolor en Andalucía
El 57,5% de las personas con dolor reciente afirma que lo sienten todos los días y en el 56,4% de los casos llevan soportándolo más de cinco años. Si se toman de referencia los datos de intensidad, frecuencia y tiempo del dolor, el estudio arroja que el 15,5% de la población andaluza sufre dolor crónico, según se recoge en el único Estudio sobre la Incidencia del Dolor en Andalucía, realizado por la Asociación Andaluza del Dolor y Asistencia Continuada en 2010.
 
 
El Congreso
Marbella acoge estos días el XXIV Congreso de la Asociación Andaluza del Tratamiento del Dolor y Asistencia Continuada (AAD), presidido por el Dr. Manuel Sánchez del Águila, responsable a su vez de la Unidad del Dolor del Hospital Costa del Sol. En el mismo participarán unos 200 anestesiólogos especializados en Dolor y personal de Enfermería de estas unidades.