lunes, 26 de octubre de 2015

Salud inicia hoy la vacunación frente a la gripe en 1.565 puntos asistenciales para evitar complicaciones en la población de riesgo

Salud inicia hoy la vacunación frente a la gripe en 1.565 puntos asistenciales para evitar complicaciones en la población de riesgo

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha iniciado hoy la campaña de vacunación de la gripe para evitar complicaciones derivadas de esta enfermedad en la población de riesgo. Para ello, ha puesto a disposición de la ciudadanía 1,2 millones de dosis de vacunas que se han distribuido en 1.565 puntos de vacunación de toda la geografía andaluza. La adquisición de las vacunas ha supuesto una inversión cercana a los 4 millones de euros. Así lo ha dado a conocer esta mañana la secretaria general de Salud Pública y Consumo, Josefa Ruiz, en la rueda de prensa de presentación de la campaña, durante la cual ha recordado que “la vacunación supone una estrategia de prevención clave y eficaz para prevenir determinadas enfermedades como es la gripe, en los grupos de población que presentan mayor vulnerabilidad frente al virus”.
Concretamente, en la campaña de vacunación que se prolongará hasta diciembre, se considera población vulnerable o de riesgo las personas mayores de 65 años y las que padecen determinados problemas crónicos de salud, que se pueden ver agravados con la gripe y generar complicaciones más graves, como son problemas respiratorios severos, cardiopatías, cáncer o alteraciones del sistema inmunológico y metabólico, o que padezcan obesidad mórbida. La vacunación ha demostrado ser la principal medida para su prevención, así como para evitar hospitalizaciones y fallecimientos por complicaciones generadas por la enfermedad.
Junto a estas personas, también se recomienda que se inmunicen las mujeres embarazadas, en cualquier momento de la gestación, para prevenir la gripe tanto a la gestante como al recién nacido.
Además, existen otros grupos que, por estar en contacto frecuente con personas en situación de riesgo, deben también vacunarse tanto para su propia protección como para evitar el contagio de las personas a las que atienden. Se trata de los profesionales de la salud, los servicios comunitarios y los servicios públicos esenciales (fuerzas y cuerpos de seguridad, bomberos) así como quienes trabajan en instituciones penitenciarias y centros de internamiento.
Junto a la vacunación, hay que recordar la importancia que tiene tomar medidas higiénicas sencillas como taparse la boca, usar pañuelos desechables y lavarse con frecuencia las manos, para protegerse frente al virus de la gripe ya que se transmite por el aire, al toser o estornudar.
Por quinto año consecutivo, y junto a la vacuna de la gripe, se suministrará también, en el caso en que esté indicado, la vacuna frente al neumococo. Con ella, se cubrirá a la población de personas mayores de 65 años, ampliándose en esta campaña la cobertura hasta los 73 años, un año más que en la campaña pasada. Esta vacuna inmuniza frente a una de las principales bacterias productoras de otitis media, sinusitis y neumonía a mayores de 65 años que conviven en residencias y a personas de entre 65 y 73 años que no hayan sido vacunadas en años anteriores, pues la inmunidad persiste más que en la de la gripe.