jueves, 8 de octubre de 2015

Novartis colabora con la Federación Visión España para sensibilizar sobre la afectación de la Baja Visión

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Visión, Novartis ha colaborado junto con la Federación Visión España para poner en marcha una campaña de sensibilización sobre la condición de Baja Visión. En palabras de Dña. Yolanda Asenjo, presidente de Visión España, “esta campaña tiene como objetivo concienciar a la población general sobre la problemática de la Baja Visión y en particular del distintivo ‘Tengo Baja Visión’, que pretende ser un indicativo característico de esta condición en contraposición al bastón blanco o el perro guía”.
El distintivo ‘Tengo Baja Visión’ es una chapa con dicho lema que, durante esta semana y a partir de ahora, las personas con Baja Visión pueden vestir para informar de su condición. De esta forma, se pretende informar a la población de la existencia de esta patología, más allá de la visión normal o la ceguera total. “La población acostumbra a pensar que una persona ve o es ciega total, pero es necesario que conozcan que a pesar de contar con tratamientos farmacológicos o quirúrgicos, hay personas que pierden parte de su visión y esto puede afectar a su día a día. La Baja Visión es una condición muy poco conocida”, ha explicado la presidente de Visión España.
Por ello, durante esta semana se llevan a cabo varias actividades de sensibilización para que la población conozca esta condición y los afectados puedan conocer el papel de las asociaciones. Entre ellas, destaca una campaña en las marquesinas de autobuses de Barcelona y Madrid, que durante unos días informarán a los transeúntes sobre la condición de Baja Visión. Se trata de un manifiesto oculto cuyo mensaje final va dirigido a la población afectada, para que puedan conocer la Federación Visión España y cómo puede apoyarles.
Asimismo, el día 8 de octubre se realizará una sesión informativa para pacientes y familiares en el Hospital Clínico San Carlos, en la cual bajo el nombre “De la investigación básica al ensayo con células madre”, se tratarán temas como el futuro de los estudios genéticos, las nuevas terapias biológicas en las Uveítis no infecciosas, la maculopatía miópica, las células madre y la retina y la melatonina, los mecanismos reguladores del sueño y sus alteraciones en enfermedades de retina, entre otros.
Finalmente, durante el mes de octubre, en las sedes regionales de Visión España las personas pueden vivir en primera persona la experiencia de tener Baja Visión gracias a unas gafas que imitan la condición, para así poder saber cómo afecta a las actividades del día a día.
Las iniciativas cuentan con una etiqueta en las redes sociales, #DIMEQUEVES, que ha creado la Federación Visión España  para poder seguir las actividades y para que los usuarios puedan compartir sus experiencias con las marquesinas o las gafas de Baja Visión.
La Baja Visión
En España, según Yolanda Asenjo, “un millón de personas padecen baja visión”. La Baja Visión es la condición visual que padece una persona con una reducción importante e irreversible de su visión, que no mejora utilizando la adecuada corrección en gafas, lentes de contacto e incluso tratamientos médicos, farmacológicos o quirúrgicos, lo que dificulta la realización de actividades en la vida cotidiana1.
Se considera que un paciente tiene Baja Visión cuando tras la mejor corrección óptica, su Agudeza Visual en el mejor de los ojos es menor o igual de 0,3; o un campo visual inferior a 20º1.
Esta pérdida visual puede tener su origen en diferentes enfermedades que afecten al nervio óptico o a la retina, manifestándose con pérdidas en el centro o en la periferia de la visión. Las patologías más comunes que causan Baja Visión en los países desarrollados son la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), la Retinopatía Diabética (RD), el Glaucoma y la Retinosis Pigmentaria (RP)