viernes, 23 de octubre de 2015

Novartis amplía su cartera de inmuno-oncología con la adquisición de Admune Therapeutics y contratos de licencia con XOMA y Palobiofarma

Novartis ha anunciado hoy la ampliación de su cartera de inmunoterapias contra el cáncer con la adquisición de Admune Therapeutics y contratos de licencia conPalobiofarma y XOMA Corporation. 
 Con cuatro candidatos sometidos actualmente a ensayos clínicos y cinco agentes más a la espera de entrar en fase clínica a finales de 2016, Novartis se ha hecho rápidamente con una sólida cartera de programas centrados en estimular el sistema inmune del organismo para luchar contra el cáncer, incluyendo nuevos inhibidores de puntos de regulación, tecnología con receptores de antígenos quiméricos de células T (CART), agentes dirigidos a células mieloides y agonistas STING. En la actualidad, el programa dirigido a las células mieloides de Novartis (MCS-110) e inhibidores de puntos de regulación dirigidos a PD-1 (PDR001) y LAG-3 (LAG525), están en ensayos clínicos de Fase I. El programa CART (CTL019) está en ensayos clínicos de Fase II. Se espera que el programa anti-TIM-3 (MGB453) entre en fase clínica a finales de 2015 y un agonista STING (MIW815), con la colaboración con Aduro Biotech, y un agonista GITR están avanzando para someterse a los primeros ensayos clínicos en humanos en 2016.
 La adquisición de Admune supone la incorporación de un programa de agonistas de IL-15 actualmente en ensayos clínicos de Fase I para el tratamiento del cáncer metastásico. El contrato de licencia conPalobiofarma le otorga a Novartis los derechos de desarrollo y comercialización de PBF-509, un antagonista del receptor de la adenosina actualmente en ensayos clínicos de Fase I para cáncer de pulmón de células no pequeñas. El acuerdo con XOMA le otorga a Novartis los derechos de desarrollo y comercialización de los programas de anticuerpos TGF-beta de XOMA. Los tres programas se estudiarán como monoterapias y en combinación con otras terapias de las carteras de inmuno-oncología y terapias especializadas de Novartis.
 “La primera tanda de terapias de inmuno-oncología ha demostrado el impacto que este enfoque puede tener a la hora de tratar ciertos tipos de tumores“, anunció Mark Fishman, Presidente de los Institutos de Investigación Biomédica de Novartis. “Desarrollar todo su potencial exige explorar el complejo sistema de vías biológicas en el microentorno tumoral con agentes capaces de estimular el sistema inmune para atacar a una mayor variedad de tumores”.
 En estudios pre-clínicos, las terapias con IL-15 han demostrado ser capaces de activar CD8+, células T de memoria CD4+ y células “Asesinas Naturales” (“NK”, por sus siglas en inglés) que desempeñan un papel fundamental en la estimulación del sistema inmune. Tanto la adenosina como la TGFβ favorecen la supresión inmune en el microentorno tumoral, lo que les permite a las células cancerígenas escapar de la vigilancia inmune, convirtiendo la inhibición de estas dos vías en un atractivo enfoque para la inmuno-oncología de última generación.