miércoles, 21 de octubre de 2015

Neurólogos de toda España se reúnen para mejorar las perspectivas de la enfermedad de Parkinson Avanzado

Expertos en neurología de toda España se reúnen este fin de semana en unas jornadas exclusivas organizadas por la compañía biofarmacéutica AbbVie sobre EPA (Enfermedad de Parkinson Avanzado) para encontrar soluciones que mejoren las perspectivas de la enfermedad de Parkinson en fase avanzada. El objetivo del encuentro, con una combinación de teoría y práctica, es seguir actualizando la evidencia científica y el estado de los tratamientos para la enfermedad de Parkinson Avanzada al máximo nivel académico y clínico, para su aplicación en la práctica clínica.

La jornada dirigida por el Prof. Jose A. Obeso del Centro Integral en Neurociencias A.C., Hospital Puerta del Sur, Móstoles y Universidad CEU-San Pablo (Madrid), contará con varias ponencias de expertos nacionales en la enfermedad de Parkinson y una conferencia magistral del doctor Anthony E. Lang, del Toronto Western Hospital (Canadá).

Uno de los desafíos que debatirán los expertos durante el encuentro será la identificación de esta fase avanzada de la enfermedad, qué mecanismos seguir y qué tratamiento administrar. “Aunque todavía no existe un consenso oficial, se conoce que el requerimiento de ayuda para las actividades de vida diaria, la presencia de fluctuaciones motoras con un 25 % del tiempo de vigilia en “off” durante los cuales existe limitación para realizar actividades básicas aunque el paciente no requiera de ayuda, disfagia severa, caídas recurrentes y demencia, son factores que los neurológos debemos tener presente como definitivos para establecer el diagnóstico de EPA. Y es lo que queremos transmitir en esta jornada”, explica el doctor Jose A. Obeso.

Otros factores indicativos pero no definitivos son el tiempo de evolución de la enfermedad de Parkinson de 10 años o más, la limitación para realizar actividades básicas, aunque no requiera ayuda, discapacidad funcional por discinesias durante al menos un 25% del tiempo “on” o bloqueos de la marcha, entre otros.

En cuanto a qué tratamiento administrar, los profesionales parten del conocimiento de que a medida que la enfermedad avanza los fármacos orales pierden eficacia y, por tanto, es necesario recurrir a otras terapias avanzadas. “El manejo de la enfermedad de Parkinson Avanzada es complejo y requiere una constante actualizacion e intercambio de información. En este sentido, la reunión contribuirá a optimizar el tratamiento”, comenta el doctor Obeso. Por ello, durante la jornada, se centrarán en los beneficios y eficiacia de la opción terapéutica consistente en la administración de una infusión continua intraduodenal de levodopa/carbidopa. “Los pacientes que pueden obtener el máximo beneficio de este tratamiento son aquellos con fluctuaciones de la movilidad y disquinesias asociadas al tratamiento habitual, en quienes estabilizar y garantizar el aporte de levodopa plasmática conlleva una franca mejoría en el estado clínico y control de las principales manifestaciones motoras. Esto y estas evidencias será lo que se aporte a los asistentes” aclara el doctor Obeso.

En torno a este tratamiento, además, se difundirá la necesidad de una implicación de un equipo multidisciplinar con el objetivo de alcanzar el éxito terapéutico. De esta forma, el Servicio de Neurología se centra en tomar la decisión de administrar el tratamiento más adecuado y del seguimiento del paciente; el Servicio de Digestivo, realizará la gastrostomía endoscópica percutánea –PEG- para colocar la sonda en el paciente; y el personal de enfermería especializado en enfermedad de Parkinson, además del seguimiento del paciente y supervisión, puede ofrecer a los pacientes recomendaciones sobre el uso y la correcta administración del tratamiento.