martes, 6 de octubre de 2015

MSD felicita a los galardonados con el Premio Nobel en Fisiología y Medicina de 2015 por sus descubrimientos que han llevado a desarrollar un tratamiento para la ceguera de los ríos

MSD felicita con orgullo a William C. Campbell, científico jubilado de MSD Research Laboratories, que ha recibido el Premio Nobel de 2015 en Fisiología y Medicina junto con Satoshi Omura por el descubrimiento de la avermectina, que dio lugar al desarrollo por parte de MSD de MECTIZAN® (ivermectina), tratamiento para la ceguera de los ríos (oncocercosis), enfermedad endémica en África, Latinoamérica y Yemen. Estos dos científicos compartirán el premio con Youyou Tu por su descubrimiento de un nuevo tratamiento contra la malaria.

La ceguera de los ríos es una enfermedad parasitaria que puede causar picor intenso, decoloración de la piel, erupciones cutáneas y trastornos oculares que, a menudo, dan lugar a la ceguera permanente. Se propaga por la picadura de moscas negras infectadas que habitan en ríos y afluentes de corrientes rápidas de los países afectados.

“Estamos especialmente orgullosos de nuestro compañero, el Dr. Campbell, cuya innovación, pasión y dedicación a la lucha contra las enfermedades durante sus 30 años de carrera profesional en MSD contribuyeron al desarrollo de MECTIZAN®. A través de nuestro Programa de Donación de MECTIZAN® llevamos trabajando con otras organizaciones durante casi 30 años para que todas las personas afectadas por la ceguera de los ríos puedan disponer de este medicamento de forma gratuita. En MSD mantenemos nuestro compromiso de aportar lo mejor que nuestra ciencia y nuestra innovación para resolver los problemas sanitarios mundiales”, ha declarado Kenneth C. Frazier, presidente mundial y consejero delegado de MSD.

El Programa de Donación de MECTIZAN® se creó hace más de 25 años y, a día de hoy, es el programa de donación de medicamentos para una enfermedad concreta, a través de una asociación pública-privada, de mayor duración de su clase. En 1998 MSD amplió el programa para incluir en él la erradicación de otra enfermedad, la filariasis linfática 2. El programa ofrece, anualmente, servicios a más de 250 millones de personas en las zonas afectadas y ha donado más de 2.000 millones de tratamientos desde 1987.