viernes, 2 de octubre de 2015

Más del 40 por ciento de pacientes depresivos incumple su tratamiento y anula la efectividad

El abandono del tratamiento por parte de los pacientes depresivos en España oscila entre un 39,7 y un 52,7 por ciento. Esta falta de adherencia impide la recuperación de estos enfermos que representan el cinco por ciento de la población de nuestro país, donde se registra la mayor tasa de trastornos depresivos en la edad adulta de toda Europa.
En el marco del último Congreso Nacional de Psiquiatría los doctores Luis Caballero, del Hospital Universitario HM Puerta del Sur; y Marina Díaz Marsá, del Hospital Clínico San Carlos, moderaron un debate sobre las causas y consecuencias que están detrás de esta problemática. Durante la sesión se puso en evidencia la necesidad de mejorar la adherencia de los pacientes al tratamiento antidepresivo en lugar de prestar atención únicamente a la eficacia del fármaco.
Por su parte, el setenta por ciento de los psiquiatras admitió que existe una necesidad de formación específica que mejore sus habilidades para favorecer la adherencia al tratamiento antidepresivo. En este sentido, es importante que a la hora de elegir un fármaco se piense en las características individuales de cada paciente, en su estilo de vida y en los efectos secundarios de los antidepresivos.
Y es que éstos pueden reducir la calidad de vida del paciente y son la razón principal del incumplimiento. La disfunción sexual (que afecta el 70 por ciento de los pacientes tratados con un inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina) es un efecto adverso sobre el que muchas veces no se habla durante la consulta, pero que es clave para el mantenimiento del tratamiento a largo plazo.
En este sentido, la Dra. Marina Díaz recordó que actualmente “hay antidepresivos que no afectan a la esfera sexual como es el caso de la Agomelatina”. Por otro lado, el aumento de peso es otra de las causas más frecuentes de incumplimiento terapéutico y que se observa fundamentalmente en mujeres jóvenes de mediana edad.
Además se concluyó que no se debe hablar de una remisión de la depresión por la simple ausencia de los síntomas, sino que además debe ir acompañada de una recuperación de la funcionalidad previa.
Por último, el 64% de los psiquiatras que asistieron al simposio, considera que la estrategia más útil para mejorar la adherencia al tratamiento es potenciar la relación médico-paciente, en la que principalmente se debe trabajar la concienciación del enfermo. Es importante que éste sea consciente de las consecuencias de la interrupción del tratamiento para que se comprometa con él.