martes, 6 de octubre de 2015

LOS PEDIATRAS DE ATENCIÓN PRIMARIA APOYAN LA LACTANCIA MATERNA TRAS LA VUELTA AL TRABAJO DE LA MADRE

 La leche materna es el primer alimento que la mayoría de las madres puede dar a sus hijos, y según los pediatras, un alimento perfecto ya que nutre y consuela al bebé. Además, protege frente a enfermedades y favorece el crecimiento del cuerpo y el desarrollo óptimo del cerebro de los niños.  Por todo esto, y en el marco de la semana de la Lactancia Materna, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) considera que es necesario cuidar esta práctica ya que, de lo contrario, puede volver a ponerse en “peligro de extinción”.
Bajo el lema “Amamantar y trabajar: logremos que sea posible” se han presentado diferentes actividades para concienciar, divulgar y fomentar esta práctica. Este lema retoma la campaña de 1993 que giraba en torno a la iniciativa de Lugares de Trabajo Amigables con las Madres.

Con el objetivo de difundir información para que las empresas apoyen y promocionen la lactancia materna, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP), con el apoyo de otras asociaciones profesionales y del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad, ha diseñado un tríptico informativo. Este documento recoge las condiciones que deberían cumplir las salas de lactancia en los lugares de trabajo, los beneficios de este tipo de actuaciones tanto para las familias como para la propia empresa y la sociedad y se ofrecen recomendaciones destinadas a las empresas sobre la forma de apoyar activamente a las madres trabajadoras para que continúen amamantando.

“Existen diferentes estrategias para apoyar a las mujeres trabajadoras, tanto en el ámbito nacional como regional o local para lograr acciones de largo y de corto plazo en éste sentido. Se debe tener en cuenta tres elementos esenciales: tiempo, espacio y apoyo”, señala la Dra. Ana Martínez Rubio, coordinadora del grupo de Gastroenterología y Nutrición de la AEPap.
Hoy en día la comunidad científica (sanitarios, investigadores, epidemiólogos, etc.) ha demostrado que la lactancia materna tiene numerosos beneficios y, al mismo tiempo, las propias mujeres se han dado cuenta de todas las ventajas que supone.  De un tiempo a esta parte, y gracias a la información y la comunicación entre ellas, son las propias madres las mejores defensoras de este derecho.
“Las mujeres han empezado a aprender, a comunicarse y ayudarse entre sí a través de los innumerables grupos de apoyo. Se han empoderado y son las mejores defensoras de un derecho -suyo y de sus hijos- a una lactancia exitosa”, concluye la Dra. Martínez Rubio.

Puedes consultar más información aquí