sábado, 31 de octubre de 2015

LOS HOSPITALES ESPAÑOLES DEBEN CONTAR CON UNIDADES DE INNOVACIÓN‏

La innovación tiene una tremenda importancia en los resultados en salud, la sostenibilidad y la eficiencia”, así de convencido se ha mostrado Lluis Blanch, director de Investigación e Innovación en la Corporació Sanitària Parc Taulí de Sabadell, en el marco de las VIII Jornadas Nacionales de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), que están teniendo lugar en San Sebastián con la colaboración de Osakidetza. Y es que, para este experto, la innovación favorece la “transformación de ideas en productos útiles para mejorar la salud de los pacientes y que a su vez proporcione retornos al hospital”.

Pero, ¿cómo desarrollar este concepto en un hospital? Blanch explica que cuando se habla de innovación dentro de un hospital, se hace referencia a profesionales que tienen ideas, de cómo éstas se analizan, cómo se construye una relación con las empresas, qué marco legal ha de existir, etc.  Por lo tanto, aboga que en los hospitales existan o se creen Unidades de Innovación. “Los departamentos de innovación están formados por un tipo de perfiles que ayudan a los profesionales sanitarios que tienen la idea (nuevo tratamiento, aplicación, equipo médico, etc.) a que la puedan llevar a término. Estos equipos habitualmente han de estar en las unidades de innovación”, agrega.

A juicio de Blanch,  la innovación es la gran desconocida en nuestro país: “Tenemos un sistema público muy bueno, muy eficiente, pero muy rígido”. Para este experto, “la innovación necesita muchas veces correr algún riesgo, y esto puede ser problemático. Sin embargo, se han creado organismos estatales, como ITEMAS, y autonómicos para facilitar la innovación”. Al analizar la situación Española, Blanch considera que la innovación conlleva buscar recursos económicos y pensar en contribuir al desarrollo de las instituciones. “Nuestro país está tomando conciencia, pero nos falta apoyo firme de las administraciones y de los gerentes de hospital, y un marco legal que permita, dentro de la transparencia y la legalidad, ser más competitivo y correr ciertos riesgos en cuanto a inversión de proyectos, gestión de patentes o fondos de inversión de fondos públicos”.

El director de investigación e Innovación en la Corporació Sanitària Parc Taulí agrega que también es importante la innovación en la gestión,  introduciendo modelos competitivos dentro de los hospitales, modelos de gestión clínica, modelos de gestión presupuestaria individualizada, carrera profesionales distintas o potenciando a aquel que sea innovador. Además,  considera vital “fomentar la competitividad de los centros. Fomentar la competitividad asignando recursos según la capacidad de innovar”.

El modelo Parc Taulí
Tenemos una larga tradición en innovación. Hemos sido pioneros en procesos, en cirugía ambulatoria, en hospitales de día y en sistemas de imagen médica digital”, comenta Blanch al hablar de la experiencia de Parc Taulí en innovación. De hecho, señala que cuentan con una empresa, UDIAT, que comercializa estos desarrollos. “Tenemos un retorno económico importante en relación a los sistemas de almacenamiento y visualización de imagen médica digital. Y contamos con más de 25 ingenieros, físicos y matemáticos contratados para atender estas mejoras y para seguir mejorando el producto”, explica.

“En el año 2006 creamos un pequeño departamento de innovación”, narra el experto. “El objetivo era que este departamento fuera receptor de las ideas de los 3.500 profesionales de la corporación. A partir de ahí, empezamos a extender esta cultura de innovación a todos los profesionales. Además, trabajamos con las empresas para las licencias de nuestros productos y patentes. Tenemos más de 40 extensiones de patentes, muchas de ellas licenciadas y en explotación”, concluye.