jueves, 8 de octubre de 2015

Los españoles prefieren hablar de religión y evitar la economía y la política a la hora de sentarse a la mesa‏

Para los españoles, las mejores reuniones siempre tienen lugar en torno a una buena comida, ocasiones ideales para tratar grandes temas de conversación y que ya forman parte de nuestra cultura. Por este motivo, la plataforma de comida a domicilio La Nevera Roja ha realizado un estudio sobre los hábitos de los consumidores a la hora de sentarse a la mesa: los temas que prefieren tratar, con quién disfrutan más debatiendo y el tipo de comida que acompaña a los grandes temas de conversación.
 La religión es, con un 21% de los votos, el tema preferido por los encuestados para conversar a la hora de disfrutar de una buena comida. Dicta el protocolo que en torno a la mesa no se debe hablar de dinero, de política ni de religión, pero cuando se trata de comer en casa los españoles parecen no prestar mucha atención a esta recomendación y dan rienda suelta al debate en torno a sus creencias. Además, según datos de La Nevera Roja, el 35% elige en primer lugar a su familia como la compañía perfecta para hacerlo.
El segundo lugar del ranking lo ocupan los viajes (19,7%). Reunirse para hablar sobre aquellos lugares del mundo a los que has viajado recientemente o para planificar una escapada en pareja o con amigos es muy habitual entre los españoles. El deporte (16,9%) y la cultura (16,9%) comparten posición en tercer lugar, seguido por el sexo, con el 13% de los votos. Y,  a pesar de la situación actual del país y la trascendencia de este tipo de tópicos, optan por dejar de lado la política y la economía (12,6%), convirtiéndose en los asuntos menos deseables para establecer una conversación en torno a la mesa.

La mejor compañía, la pareja y los amigos
Cuando preguntamos a los consumidores por la compañía preferida para compartir conversación y buena comida, la familia política es la peor parada, tan sólo un 16,8% los elige para hacerlo. En orden ascendente le siguen la familia (22%), los amigos (26,5) y, en primera posición, la pareja (34,7%).
 Si se tratan temas espinosos y controvertidos como la situación política y económica actual, los amigos y la familia son las personas elegidas para hacerlo, en contraposición a la familia política, ya que tan solo un 7% se atrevería a tratar temas económicos con sus suegros, por ejemplo. En cuanto a los temas deportivos, culturales y sexuales, los españoles disfrutan y confían más en sus amigos para charlar tranquilamente.

Las Cenas preferidas: improvisadas y con platos de la cocina mediterránea
El 36% de los encuestados responden que prefieren improvisar cuando se trata de organizar una comida en casa, atendiendo a la máxima de que aquello que menos se planea tiende a resultar mucho mejor. Las noches del fin de semana son el momento elegido por más de la mitad de los españoles (57%) para reunirse y desconectar de la rutina y compartir una buena tertulia con amigos (26,5%)  o en pareja (34,7%) principalmente.
 Y para hacer que el encuentro sea redondo, si se trata de sorprender a los invitados, los platos de la comida española y mediterránea son los elegidos por el 41% de los españoles, y es que el paladar de los españoles continúa siendo tradicional y no renuncia a disfrutar de los sabores de siempre. El 18% optaría por la comida asiática y el 17%, por cualquiera de los suculentos platos de la cocina italiana, como la pizza.
 La comida a domicilio está adquiriendo un papel cada vez más protagonista en la vida cotidiana de los españoles.“A pesar del auge de la cocina como afición, la tendencia de pedir comida a domicilio está cada vez más arraigada entre los españoles. El 50% prefiere hacer un pedido a domicilio antes que cocinar a la hora de organizar una cena en casa. Actualmente existe una gran variedad de oferta con una calidad que hace que la comida a domicilio sea una opción más a la hora de celebrar eventos en casa”, explica Íñigo Amoribieta, CEO de La Nevera Roja.
 En definitiva, es en torno a la mesa donde vivimos algunos de los momentos más importantes de nuestras vidas, un lugar donde la comida y la comunicación se alían para dar lugar a debates, desencuentros, momentos románticos, divertidos o cargados de melancolía. Tan sólo hay que acompañarlos de una buena comida y entonces la reunión será perfecta.