lunes, 19 de octubre de 2015

Los costes anuales de las fracturas por osteoporosis ascienden a 2.900 millones de euros

La osteoporosis es una enfermedad frecuente que afecta en España a cerca de 3 millones de personas y es responsable de los 9 millones de fracturas óseas que se producen anualmente en el mundo en personas mayores de 50 años. Las estimaciones indican que, a partir de esa edad, una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres tendrán una fractura osteoporótica, fundamentalmente en la columna, cadera o muñeca a lo largo de su vida.

Con el fin de transmitir a la sociedad la importancia de prevenir las fracturas por osteoporosis, la Fundación Hispana de Osteoporosis y Metabolismo Óseo (FHOEMO) ha puesto en marcha la campaña de concienciación “Tus huesos, tu segunda piel”, que comienza hoy en Madrid, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Osteoporosis.

Esta iniciativa de FHOEMO cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral (SEIOMM) y la Asociación Española contra la Osteoporosis (AECOS) y el aval de la Sociedad Española de Fracturas Osteoporóticas (SEFRAOS), la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). La campaña también cuenta con el apoyo de Amgen y Ferrer.

Según explica el Dr. Manuel Díaz Curiel, presidente de FHOEMO, “a través de esta campaña queremos dirigirnos a mujeres y hombres de más de 60 años con el objetivo de profundizar en la necesidad de cuidarse por dentro como uno se cuida por fuera, para que una fractura no repercuta en su ritmo y calidad de vida”. La campaña pretende, asimismo, fomentar el diálogo entre los pacientes diagnosticados con osteopenia u osteoporosis y su médico para que éste pueda valorar su riesgo de fractura y establecer el tratamiento más adecuado en cada caso.

Para hacer llegar este mensaje a la sociedad, esta iniciativa se presentará en 10 ciudades españolas entre los meses de octubre de 2015 y febrero de 2016: Madrid, Santiago de Compostela, Zaragoza, Málaga, Alicante, Toledo, Bilbao, Oviedo, Sevilla y Barcelona.

En cada ciudad se instalará una carpa, donde personal especializado realizará de forma gratuita densitometrías por ultrasonido a todos los asistentes. Además, un médico ofrecerá charlas sobre los factores de riesgo de la fractura, dará consejos para evitar caídas o accidentes domésticos así como recomendaciones sobre nutrición y hábitos saludables que ayuden a evitar la fractura.

Alto impacto socio-sanitario

La fractura por fragilidad representa en España una cifra superior a la suma de casos de infartos, cáncer de mama y embolia, lo que supone un importante problema socio-sanitario por el impacto en la salud y calidad de vida de los pacientes, dado que conllevan dolor, discapacidad e, incluso, la muerte prematura, pero también por el coste económico y social que supone su tratamiento y sus consecuencias.

En nuestro país, el coste anual de las fracturas osteoporóticas y sus complicaciones es de 2.900 millones de euros. En la Unión Europea, esta cifra asciende a más de 32.000 millones de euros al año, según los datos presentados por el Dr. Manuel Díaz Curiel.

En este sentido, el gasto total medio de una fractura de cadera -primera hospitalización, visitas ambulatorias y asistencia domiciliaria- en el primer año es de 9.690 € en mujeres y de 9.019 € en hombres, según las conclusiones del estudio prospectivo observacional sobre la carga asociada a las fracturas de cadera en España (PROA).

Prevalencia e impacto de la fractura

Según los especialistas, se prevé que el gasto sanitario por fracturas osteoporóticas aumente un 25% en los próximos diez años por el envejecimiento paulatino de la población. Tal y como explica el Dr. José Manuel Olmos, vicepresidente de SEIOMM “es muy importante identificar a los pacientes de riesgo antes de que se produzca la primera fractura para centrarnos en su diagnostico y tratamiento, y poder instaurar medidas preventivas que reduzcan el riesgo de fractura osteoporótica”. Igualmente, “se debe enseñar a los pacientes los factores que aumentan el riesgo de padecer una fractura de este tipo para que puedan tomar medidas que les permitan prevenirla, especialmente en la población mayor de 60 años”. 

Según datos epidemiológicos, una primera fractura duplica el riesgo de futuras fracturas. A menudo, la segunda fractura se produce durante los siguientes 6-8 meses.  En opinión del Dr. Díaz Curiel, “una fractura por fragilidad en pacientes de más de 50 años alerta de la necesidad de evaluar el riesgo de una nueva fractura y un posible tratamiento”.

Por tanto, para abordar la prevención de este grave problema socio-sanitario no solo conviene considerar el diagnóstico de una densidad mineral ósea baja, sino que es fundamental evaluar el riesgo de fractura.  En opinión de este experto, “el tratamiento de la enfermedad exige un abordaje integral e individualizado. Existen diferentes fármacos que han demostrado su eficacia en la prevención de las fracturas por fragilidad, por lo que la evaluación de forma individual y la participación del paciente en la toma de decisiones debe ser la norma en la práctica clínica habitual para la selección del tratamiento más adecuado”.

Papel protagonista de Atención Primaria

La iniciativa de FHOEMO también pone el foco en la importancia de la colaboración entre niveles asistenciales para acelerar el diagnóstico precoz. En este sentido, es fundamental el papel del médico de Atención Primaria en la prevención secundaria de la fractura y en la identificación de los pacientes de riesgo. “Es importante que estos profesionales sean conscientes de su papel protagonista  identificando y realizando un seguimiento a largo plazo del paciente”, concluye el Dr. Díaz Curiel. 

Así, “tus huesos, tu segunda piel” también contará con jornadas científicas en los colegios de médicos de las ciudades que visitará con el fin de poner en común los últimos datos de la evidencia científica y exponer casos de éxito.