miércoles, 28 de octubre de 2015

Las fotos de los paquetes de tabaco pueden reducir el deseo de compra un 80%, según un estudio de la CE‏


·         El informe, financiado por la Comisión Europea, ha sido elaborado por Open Evidence, de la UOC, mediante una encuesta a 8.000 personas de 10 países europeos
·         Las fotografías que evocan un sentimiento de vergüenza o angustia tienen mayor impacto que las que provocan miedo o repugnancia

¿Tienen efecto los textos y las imágenes que se encuentran en los paquetes de tabaco? Según un estudio financiado por la Comisión Europea, en el que ha participado la primera spin-off de la UOC Open Evidence, la respuesta es afirmativa. De hecho, la principal conclusión que se ha extraído de esta investigación es que las fotografías de los paquetes pueden reducir hasta el 80% el deseo de compra de los fumadores.

El estudio Las emociones y la voluntad de pago para productos de tabaco es el más complejo que se ha elaborado en el mundo hasta ahora, con una encuesta en línea a 8.000 personas distintas de diez países europeos. El informe ha querido ser una muestra real de la diversidad del continente y, por esta razón, se han escogido países mediterráneos, anglosajones, del este y escandinavos. Los países participantes en el estudio han sido España, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Polonia, Reino Unido, Rumanía y Suecia.

Las encuestas en línea han servido para analizar qué emociones provocan a los ciudadanos (fumadores y no fumadores) las imágenes que se encuentran en los paquetes de tabaco, así como su deseo de compra y lo que estarían dispuestos a pagar. Tras mostrar siete paquetes de tabaco con el mismo texto impreso, pero con fotografías distintas, se ha hecho evidente que las imágenes que desprenden emociones como vergüenza, indignación, ansiedad o angustia tienden a ser más eficaces que las que quieren evocar sentimientos de miedo o repugnancia. En otras palabras, una fotografía donde aparece una madre con un bebé en brazos mientras fuma tiene un efecto más negativo que la de unos pulmones afectados por el humo inhalado o la de una persona enferma.

Según Francisco Lupiáñez, coautor del estudio y cofundador de Open Evidence, «se ha demostrado que las emociones que provocan las imágenes tienen un efecto claro en el deseo de compra. Es más, el estudio demuestra que se pueden medir los diferentes tipos de emociones y saber sobre cuáles se tiene que influir».


Open Evidence

Open Evidence es la primera spin-off de la UOC y se especializa en la investigación socioeconómica y técnico-científica basada en la evidencia. La empresa, que inició la actividad el 2013, ya cuenta con clientes de referencia en su trayectoria, como la Comisión Europea, el gobierno de Italia o la Fundación Jaume Bofill.

Formada por un equipo de profesores, investigadores y consultores con más de veinte años de experiencia, esta compañía se dedica a ofrecer servicios de consultoría y elaborar investigaciones socioeconómicas y técnico-científicas en las áreas de salud, bienestar, consumo, políticas públicas e innovación.