lunes, 19 de octubre de 2015

La nueva clasificación de gota refuerza el papel de las técnicas de imagen‏

Los nuevos criterios de clasificación ACR/EULAR de la gota refuerzan el papel de las técnicas de imagen como la ecografía o DECT en el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad.  Se trata de una clasificación validada que, además, favorecerá una mejor selección de pacientes en investigación, según han puesto de manifiesto expertas durante el curso Reumatopics, organizado por la Sociedad Española de Reumatología con la colaboración del Grupo Menarini, en Barcelona los días 16 y 17 de octubre. 

La Dra. Carme Moragues, reumatóloga del Hospital de Bellvitge, explicó que “en concreto,  esta nueva clasificación establece el papel fundamental de la determinación de cristales de urato como patrón oro e introduce técnicas avanzadas de imagen”.

“Estos nuevos criterios de clasificación permiten la selección de un grupo homogéneo de pacientes con gota para su inclusión en estudios, bien de tratamiento, bien estudios observacionales. Muestran un mejor comportamiento en términos de sensibilidad y especificidad que los criterios existentes, y por tanto mejoran la selección de pacientes que se incluirán en los estudios”, señaló la Dra. Francisca Sivera, reumatóloga del Hospital de Elda, durante el encuentro.

Mejora de la formación de los especialistas
El diagnóstico de la gota debería basarse en la identificación de cristales de urato monosódico a través del microscopio óptico de luz polarizada. “Estos cristales se pueden identificar en muestras de líquido sinovial de articulaciones con un episodio de inflamación aguda o que han estado previamente inflamadas, o en aspiración de material tofáceo”, precisó la Dra. Sivera.

Además, esta especialista destacó la importancia de que los reumatólogos dominen la técnica de aspiración articular. “Los reumatólogos todavía necesitamos formación, sobre todo en la aspiración de articulaciones asintomáticas y en el estudio microscópico del líquido sinovial, aunque posiblemente estemos mejor formados que numerosos reumatólogos europeos”.

Por su parte,  la Dra. Moragues, añadió, que también “la ecografía es una técnica útil que nos puede guiar a obtener de forma precisa  muestras de líquido articular en articulaciones pequeñas o de difícil acceso para realizar el estudio de cristales”.
La 4ª edición del curso de Reumatopics profundizó, además, en el tratamiento convencional y biológico en el lupus, artritis psoriásica, la atención multidisciplinar en las enfermedades y la evaluación de calidad asistencial desde la SER, entre otros temas, con el objetivo de actualizar los conocimientos de los reumatólogos.