jueves, 29 de octubre de 2015

La mayoría de los centros españoles sigue las recomendaciones SEOM-SEAP para la identificación de biomarcadores en cáncer de pulmón

Las recomendaciones SEOM/SEAP para la identificación de biomarcadores en carcinoma de pulmón no microcítico (CPNM) cuentan con una amplia aplicabilidad en la práctica clínica diaria. Esta es una de las principales conclusiones de un análisis sobre la aplicación de dicho consenso que se ha presentado en el marco del XV Congreso de SEOM.

Actualmente, el cáncer de pulmón constituye la primera causa de muerte por cáncer. Para decidir el tratamiento de los pacientes con CPNM avanzado es necesario conocer el subtipo histológico y el análisis de biomarcadores. En 2011 se inició un proyecto entre SEOM y SEAP para consensuar las recomendaciones para el análisis de biomarcadores a nivel nacional[i].  El descubrimiento del reordenamiento de ALK como biomarcador en CPNM, llevó a la actualización de este consenso en 2014.

El análisis presentado en el Congreso de la SEOM ha valorado la aplicación de este consenso en la práctica clínica en los centros españoles. La metodología del estudio ha consistido en la realización de 183 encuestas en las que se recogían los puntos clave del consenso, una dirigida a oncólogos y otra a especialistas implicados en el diagnóstico Anatomo-Patológico y molecular (patólogos o biólogos moleculares) de hospitales con diferente número de casos de CPNM nuevos al año distribuidos por toda la geografía española.

En este sentido, la doctora Dolores Isla, Oncólogo Médico del Hospital Universitario Lozano Blesa de Zaragoza considera “el estudio muestra que el seguimiento de las recomendaciones SEOM/SEAP es muy alto en los centros españoles, y por tanto, que tienen una gran aplicabilidad en la práctica clínica diaria”.

Según los resultados del análisis en relación al perfil de pacientes para la determinación de ALK, el 58% de los encuestados sigue las recomendaciones del consenso y un 27,9 % realiza incluso la determinación a todos los pacientes con CPNM.

Respecto a cómo realizar esta identificación, la técnica para la determinación del reordenamiento de ALKes el punto del estudio que presenta menor unanimidad. Para su identificación, el 44,4% de los patólogos hace cribado por IHQ y confirma por FISH mientras que el 51,1% utiliza solo una técnica. En este sentido, el 79% de los patólogos tendría muestra suficiente para determinar ALK en el 90% de los pacientes

Desde un punto de vista más general de tipificación del tumor, el 73,1% de los patólogos sigue el consenso en relación a las determinaciones de IHQ y el 76,3% contempla preservar tejido para la realización de biomarcadores.

Respecto a los biomarcadores EGFR y ALK, el 55,7% de los encuestados realiza la determinación deEGFR antes que ALK. De estos, el 67,2% de los patólogos preparan las muestras en paralelo pero determinan primero EGFR y luego ALK.