miércoles, 21 de octubre de 2015

La experiencia clínica con los nuevos anticoagulantes orales refuerza los resultados de sus ensayos clínicos‏

 La International Society os Thrombosis and Haemostasis (ISTH) celebra su congreso con periodicidad bianual y en él se revisan con profundidad todos los aspectos encuadrados en la Hemostasia y Trombosis. El último ha tenido lugar en Toronto, Canadá, el pasado mes de junio, y sus principales conclusiones han tenido cabida en el programa del LVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), que incluye una Reunión Post-Congreso ISTH en la que cinco personalidades de prestigio de la SETH tienen el reto de resumir y presentar los avances conseguidos y discutidos en dicho encuentro internacional en cuatro áreas clave: plaquetas, biología vascular, hemorragias y trombosis. “No me atrevo a establecer un orden de relevancia entre los aspectos que se han abordado, pues es algo que depende del área de trabajo de cada uno, pero de lo que no cabe duda es de que ha sido una sesión de gran interés”,explica el doctor Vicente Vicente, presidente de la SETH.

En el ámbito de la enfermedad tromboembólica, se han dado a conocer “los datos clínicos del primer antídoto que neutraliza el efecto de un anticoagulante de acción directa, así como la experiencia obtenida con los nuevos anticoagulantes orales en la práctica clínica diaria”, explica el doctor Vicente. “Estas observaciones post-comercialización de la FDA refuerzan los datos obtenidos en los ensayos clínicos”, añade.

Con respecto a las hemorragias, “se han analizado los estudios clínicos realizados con los nuevos preparados para el tratamiento de las hemofilias”, afirma el doctor José Antonio Páramo, presidente del Comité Organizador SETH del Congreso y co-director del Servicio de Hematología y Hemoterapia de la Clínica Universidad de Navarra.

En el campo de la biología vascular, ámbito de referencia de este experto, “la disfunción endotelial se considera un barómetro de riesgo cardiovascular”. En este sentido, el doctor Páramo se ha referido a los nuevos métodos de imagen del endotelio vascular. “También son destacables las nuevas terapias celulares para el tratamiento de enfermedades como la arteriosclerosis o el nuevo papel de las micropartículas circulantes como mecanismo de trombosis y daño vascular, junto con algunos aspectos relacionados con nuevos mecanismos de generación de aneurismas abdominales”, señala. “Las histonas –proteínas básicas de baja masa molecular- y los ‘NETs (Neutrophil extracelular traps)’ emergen como nuevos biomarcadores de patologías vasculares y trombóticas”.

Por último, “hoy sabemos que las plaquetas juegan un importante papel en Hemostasia e intervienen en procesos fisiológicos como mantener la integridad vascular y patológicos como el cáncer, el asma y otras enfermedades papel importante”, concluye el experto.