viernes, 9 de octubre de 2015

La Asociación Española de Pediatría reconoce con el Premio "Maestro de la Pediatría" al profesor malagueño Antonio Martínez Valverde‏


Haga clic en Opciones
En el marco del Día de la Pediatría, que este año se celebra bajo el lema “Especialidades: (re) conócelas”, la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha otorgado el Premio “Maestro de la Pediatría” al profesor Antonio Martínez en reconocimiento a su contribución a la especialidad. Con estos reconocimientos, la AEP pretende “ensalzar la figura de los profesionales pediátricos que representan el compromiso con la mejor salud y desarrollo infantil”, explica el profesor Serafín Málaga, presidente de la AEP.

El profesor Antonio Martínez Valverde, premiado a propuesta de la Sociedad de Pediatría de Andalucía Oriental (SPAO), desarrolló su carrera en el Hospital Regional Carlos Haya de Málaga. Junto al profesor Mayor Zaragoza, fue pionero en la detección, prevención y tratamiento de las enfermedades metabólicas, ya que con ellos se inició la prueba del talón que hoy se realiza a todos los recién nacidos. Así, su línea de investigación se ha centrado en los errores congénitos de metabolismo, en Nutrición, enfermedades infecciosas, y patología neonatal.

Su compromiso con la salud infantil también se hecho patente a través de las difusión de sus conocimientos. Con más de 200 artículos publicados, ha sido director de más de un centenar de tesis doctorales y tesinas y miembro de honor de varias sociedades de Pediatría. “Además de una referencia, ha formado a múltiples generaciones de Pediatras”, subraya el profesor Málaga, quien recuerda que este galardón distingue la trayectoria docente e investigadora, reconocida a nivel nacional e internacional, de un pediatra español.

Por otra parte, el doctor Miguel Víctor Labay ha sido distinguido con el Premio Pediatra Ejemplar 2015, a propuesta de la Sociedad de Pediatría de Aragón, La Rioja y Soria (SPARS). El doctor Labay realizó parte de su trayectoria profesional en el Hospital Obispo Polanco de Teruel, donde fue director hasta que renunció para ejercer en la comisión de servicios voluntaria en un centro de salud Rural y poder dar apoyo a la infancia desfavorecida. Esta decisión basada en el altruismo y la entrega vocacional le ha llevado a visitar a niños en pueblos a 1.500 metros de altitud y con temperaturas adversas. Entre otras iniciativas solidarias, ha creado el premio “Jerónimo Soriano, ayuda a niños desfavorecidos de países en vías de desarrollo”. Actualmente, atiende a los niños que le requieren en una consulta privada sin fin lucrativo en Teruel.

Él mismo reconoce que ha intentado seguir la senda que marcó Jerónimo Soriano con su vida y obra. Precisamente el doctor Labay ha dedicado parte de su labor a recuperar la memoria de figuras relevantes de la Pediatría por su humanidad y vocación como Jerónimo Soriano o el profesor Andrés Martínez Vargas. De su persona, el doctor Malmierca subraya que “trabaja por lo que le parece justo, denuncia aquello que deteriora la sanidad y la salud infantil. Sin duda, su forma de trasladar su vocación es un ejemplo y un orgullo para todos los pediatras. Toda su trayectoria le hacen merecedor de este galardón que reconoce los valores humanísticos y solidarios desarrollados a favor de los pacientes pediátricos y sus familias”.

¿Cómo te gustaría que fuera la bata de tu pediatra?
Más de 500 niños de toda España han participado en la II Edición del Concurso de Dibujo Infantil y Juvenil Día P, cuyo ganador ha sido la niña Ana García–Natez de 8 años de edad. En línea con el lema, niños y jóvenes hasta 17 años han plasmado cómo les gustaría que fuera la bata de su pediatra. Del dibujo premiado, el doctor Malmierca destaca que “mezcla la inocencia con la alegría de la combinación libre de colores, característicos de un dibujo infantil espontáneo. Asimismo, llama la atención que todos los niños utilizan colores muy llamativos, así como que la cruz y los corazones son dos de los elementos que más se repiten”.
Por otro lado, y también dirigido para niños, la Asociación Española de Pediatría ha publicado un cómic especial “Día P” de la Tropa Supersana, su iniciativa para promover hábitos saludables en torno a la Alimentación, el Ejercicio y la Prevención. Con el título de “El origen de la cicatriz de Álex”, explica a los más pequeños por qué hay diferentes especialistas pediátricos. El cómic se puede descargar enwww.tropasupersana.es

El Día de la Pediatría, de carácter anual, es una iniciativa de la AEP para subrayar el papel que tiene el pediatra en la promoción de la salud del niño y el adolescente.