miércoles, 7 de octubre de 2015

España duplica el consumo de alimentos ecológicos, ¿pero son más saludables?

El sector de la alimentación ecológica sigue en auge. Cada vez son más los españoles que, concienciados acerca de llevar un estilo de vida saludable, optan por los productos ecológicos. Tanto es así que, en tan solo diez años, la compra de estos alimentos se ha duplicado y a día de hoy un 25 % de la población los consume a diario o casi a diario, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Y es que, según sus defensores, son múltiples los beneficios que ofrecen los productos que siguen los estándares de la agricultura ecológica. La no utilización de aditivos sintéticos, pesticidas ni organismos genéticamente modificados fomenta un modelo más sostenible con el medio ambiente, la naturaleza y el bienestar animal, y asegura los máximos niveles de calidad. Sin embargo, ¿tienen también un efecto positivo en nuestra salud?
Alicia Aguilar, profesora y directora del máster universitario de Nutrición y salud de la UOC, lo aclara: «A día de hoy no se han encontrado diferencias significativas de composición nutricional entre alimentos ecológicos y no ecológicos. Donde sí se han encontrado algunas variaciones es en el nivel de residuos de plaguicidas, que es menor en los ecológicos, y en algún caso un mayor nivel de antioxidantes. Sin embargo, todavía hacen falta más estudios para valorar el impacto real que ello puede tener sobre la salud».
La experta en nutrición explica que «en algunos casos la mayor concentración de estas sustancias puede encontrarse en la piel de los alimentos, que no necesariamente después ingerimos». Además, Alicia Aguilar recuerda que «es importante tener en cuenta que los sistemas de transporte, conservación y manipulación de alimentos y la manera en que los cocinamos también pueden influir en la cantidad de antioxidantes».
Es por ello que, de acuerdo con los estudios actuales, consumir productos ecológicos o no ecológicos no es tanto una cuestión de salud como, sobre todo, una decisión de compromiso y actitud personal. «El consumo ecológico representa un modelo productivo muy importante que tiene otras implicaciones más allá de lo saludable y nutricional, como son los beneficios derivados de la proximidad y la sostenibilidad, tanto agrícolas como ecológicas», comenta la nutricionista. Asimismo, Alicia Aguilar recuerda que seguir una dieta equilibrada, combinando los alimentos y los nutrientes adecuados, es lo que comporta un impacto positivo para nuestra salud.
España, líder europeo en superficie agraria ecológica
El mercado ecológico europeo ha experimentado una rápida expansión y ha alcanzado un volumen de negocio de 22.000 millones al año. Por su lado, España es el país con la mayor superficie agraria ecológica en Europa y el quinto en el mundo, según el último informe de la empresa AAD encargado por Mercabarna. Sin embargo, llenar la cesta de la compra con este tipo de productos en nuestro país sigue siendo más caro que en otros países como Suiza, líder en el consumo de alimentación ecológica.
El elevado precio de los productos ecológicos y la falta de transformadores y distribuidores dificultan los avances de este sector, sobre todo desde 2013, cuyo ritmo de crecimiento se ha estancado. F. Xavier Medina, director del Área de Sistemas Alimentarios, Cultura y Sociedad de la UOC, comenta: «La cuota de mercado del sector ecológico no es la misma que en el resto de Europa por un tema de novedad. Es cuestión de tiempo que nuestro país alcance a otras regiones con una cultura más arraigada en el consumo de productos ecológicos».
Los expertos de la UOC
Alicia Aguilar Martínez es profesora y directora académica del máster universitario de Nutrición y salud de la UOC. Con más de diez años de experiencia como asesora nutricional en empresas del sector de la alimentación y la dietética, pertenece al grupo de investigación eHealthLab del eLearn Center de la UOC y al Foro Catalán de Información y Salud.
F. Xavier Medina es director de la cátedra UNESCO de Alimentación, Cultura y Desarrollo (Food Systems, Culture and Society) de la UOC. Otorgada en 2014, promueve la docencia y la investigación de la alimentación desde la producción hasta el consumo. También forma parte del grupo de investigación eHealthLab del eLearn Center de la UOC.