miércoles, 21 de octubre de 2015

En Granada patentan un fármaco que reduce en un 50% los cánceres de mama, colon y melanoma


Los catedráticos de la UGR de la Facultad de Farmacia, Joaquín Campos Rosa (i), y de la Facultad de Medicina, Juan Antonio Marchal Corrales, en la presentación del estudio.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Granada ha patentado un fármaco eficaz contra los cánceres de mama, colon y melanoma que permite reducir en más de un 50 % la actividad tumoral en 41 días de tratamiento, y que destaca por su baja toxicidad y la facilidad para su desarrollo industrial.
El nuevo fármaco, que está en fase preclínica y que ya ha patentado la Universidad de Granada, resulta eficaz frente a las células madre cancerígenas (CMC) de tumores de mama, colon y melanoma y es el resultado de más de 22 años de investigación de un equipo multidisciplinar.
El compuesto diseñado y sus derivados permiten reducir en más de la mitad la actividad tumoral tras 41 días de tratamiento, según los resultados obtenidos de momento con ratones, y al atacar las células madre evitan la formación de metástasis.
Sus responsables principales, los catedráticos Joaquín Campos Rosa y Juan Antonio Marchal Corrales, han destacado que este compuesto tiene una baja toxicidad, por lo que no se han detectado de momento efectos secundarios, y su desarrollo industrial es sencillo.
Los dos grupos de investigación que han logrado la patente comenzaron su trabajo en 1993 y han comprobado la efectividad del fármaco en una fase preclínica, realizada con ratones inmunodeprimidos a los que han inducido células tumorales humanas.
El catedrático Campos Rosa ha detallado en la presentación de la patente que durante estos años de trabajo, el equipo ha logrado reducir una variable de 500.000 moléculas para diseñar el fármaco, que tendrá ahora que pasar por la fase clínica para testarlo primero en voluntario sanos y luego en enfermos de cáncer.
Su compañero de investigación Marchal Corrales ha subrayado la importancia de combatir las células madre cancerígenas, células que no proliferan y suelen presentarse de manera latente, pero que ocasionan que el tumor se regenere y genere metástasis.
--Sin efectos secundarios
Las pruebas preclínicas se han desarrollando administrando 150 miligramos por kilo de peso a los ratones, lo que redujo un 50 % la actividad tras 41 días de tratamiento sin provocar efectos secundarios ni dañar las células sanas.
Marchal ha recalcado que hasta que este fármaco llegue a la fase clínica pueden pasar unos cinco años y que esta segunda parte requiere de protocolos y permisos de la Agencia Europea de Seguridad para poder afrontar las pruebas con seres humanos.
El antecedente de esta patente fue el fármaco Bozepinib, de los mismos grupos de investigación, que resultó igual de eficaz pero requería mucho tiempo para obtener pequeñas cantidades, por lo que se han modificado sus estructuras en una labor de "arquitectura molecular" para facilitar su desarrollo.
La patente actual resulta poco tóxica, facilita ser sintetizada y su desarrollo industrial y su obtención es "barata", han explicado sus responsables, que han detallado además que el desarrollo de un fármaco cuesta de manera general unos 800 millones de euros.
Este descubrimiento cuenta con una financiación para los tres próximos años de 124.900 euros de fondos públicos y otros 20.000 privados, con el apoyo de la empresa cordobesa Canvax Biotech.
La investigación medirá ahora la eficacia del fármaco en tumores de pulmón y páncreas, dos de los cánceres más agresivos, e iniciará los estudios de absorción del fármaco, distribución, metabolismo, excreción y toxicidad, paso previo para la fase clínica.
La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha destacado en trabajo solitario y constante de los equipos de investigación para esta aportación en la lucha contra el cáncer.