viernes, 16 de octubre de 2015

Andalucía: antes de fin de año las farmacias pondrán en marcha un Servicio de Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial

Un programa piloto desarrollado en 33 farmacias de las ocho provincias andaluzas sobre una muestra de 123 pacientes ha puesto de relieve el riesgo de tomar decisiones terapéuticas basadas en la toma aislada de la presión arterial (PA), sometida a fenómenos como el del 'efecto bata blanca' o el de hipertensión enmascarada, que hacen que sus resultados sean poco fiables. En dicho programa, liderado por el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (CACOF), se concreta que "cerca del 30 por ciento de las decisiones terapéuticas basadas en tomas aisladas podrían estar equivocadas si se toma como referencia la toma aislada de la tensión arterial", según informa el CACOF que, además, ha anunciado que la farmacia andaluza pondrá en marcha un Servicio de Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial (MAPA)que, se espera, esté en funcionamiento y a disposición de los usuarios interesados antes de final de año.
Se trata de una prueba que es conocida como el 'Patrón Oro de la medida de la Presión Arterial', y que además de la detección de los citados fenómenos de 'Bata Blanca' o 'Hipertensión enmascarada', favorece la valoración de la efectividad terapéutica, el estudio de la hipertensión nocturna y la variabilidad de la PA en pacientes con apnea del sueño o embarazadas, entre otros aspectos. Tras el pilotaje, los colegios están ofreciendo a los farmacéuticos formación específica para que el servicio se preste de forma homogénea y con los mismos estándares de calidad en toda Andalucía.
En la muestra del Consejo Andaluz, el 60 por ciento de los pacientes no tenía controlada la TA, un porcentaje "muy alto pero lógico, pues el motivo de inclusión fue precisamente la sospecha de esa falta de control", apuntan desde el CACOF, quienes consideran que "lo relevante es queel 35 por ciento de los pacientes que no tenía tratamiento lo hubiera necesitado según los resultados de la monitorización ambulatoria (MAPA), pero ese porcentaje se hubiera elevado hasta el 71 por ciento con una medición basada en toma aislada de la TA, con el consiguiente sobre tratamiento, y, por tanto, gasto sanitario, que ello hubiera ocasionado".
Por otro lado, los resultados del mismo programa piloto también destacan que el espacio de salud que el paciente prefiere que se convierta en espacio de referencia para la Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial, es la oficina de farmacia (99% lo considera el lugar más idóneo frente al uno por ciento que prefiere el centro de salud/hospital). Es una preferencia que "confirma la realidad cotidiana de las consultas diarias que se producen en la oficina de farmacia", apunta el Consejo Andaluz, que estima que las farmacias andaluzas reciben, cada día, "una media de 20.000 consultas relacionadas con la tensión arterial, una media de cinco consultas diarias por cada oficina de farmacia".