jueves, 15 de octubre de 2015

19 de octubre Día Mundial del Cáncer de Mama: Innovación y nuevos retos en reconstrucción mamaria


Con una tasa de supervivencia superior al 80%, uno de los mayores retos de la medicina es la reconstrucción mamaria de las mujeres que han sufrido cáncer de mama. El nivel de la innovación oncológica es España es muy elevado y actualmente la cirugía ha avanzado hasta proporcionar  técnicas que permiten la reconstrucción de la mama de forma natural, muy similar en forma, textura y características a la mama no operada. Los expertos de Top Doctors nos ponen al día de las técnicas más novedosas.
 La reconstrucción se puede realizar en la misma operación
Si es posible, siempre intentamos realizar la reconstrucción inmediata, es decir, si se tiene que realizar la mastectomía se procede a la reconstrucción en el mismo acto quirúrgico”, explica el Dr. Ignacio Colom, Jefe del Departamento de Cirugía Estética y Plástica del Hospital Quirón San José y miembro de Top Doctors, responsable, además, del Programa de Reconstrucción Mamaria Immediata para tratar a las mujeres afectadas por cáncer de mama. “De esta forma, se prepara psicológicamente a la paciente y puede afrontar mucho mejor los tratamientos que puedan conllevar este tipo de patología”, asegura.
Aunque son intervenciones técnicamente complejas, los riesgos no son muy elevados. Sin embargo, sólo un tercio de las mujeres que han sufrido una mastectomía optan por una cirugía de reconstrucción mamaria“En muchos casos esto ocurre porque se desconocen las distintas técnicas de reconstrucción y los excelentes resultados, tanto estéticos como psicológicos de esta cirugía”, asegura el Dr. Joan-Pere Barret, Jefe de Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Vall d´Hebron, referente internacional en microcirugía reparadora y pionero en trasplante de cara completo con éxito, miembro de Top Doctors.  
Cirugía de reconstrucción mamaria: lo que recomiendan los expertos
La técnica de reconstrucción mamaria debe ser individualizada, igual que lo ha sido el tratamiento oncológico. “Sin lugar a dudas, y basándome en mi experiencia diaria, las técnicas que mejores resultados dan a nivel anatómico, funcional y estético, son las reconstrucciones con tejidos autólogos, es decir, con tejidos de la propia paciente, explica el doctor Barret. “La reconstrucción con colgajos microquirúrgicos del abdomen dan resultados excelentes ya que este tejido es idéntico al de la mama y se consigue un tacto y caída del pecho igual al de la mama sana. Por otro lado la cicatriz del abdomen es una cicatriz similar a la de una cesárea, quedando totalmente escondida con la ropa interior”. En los casos en los que no es posible esta técnica, por falta de suficiente tejido en el abdomen, la reconstrucción se realiza con colgajos microquirúrgicos de glúteos o de muslo.
Las técnicas con tejidos autólogos cuentan con una serie de ventajas:
  • Evita tener que llevar material artificial (prótesis), y operaciones posteriores para posibles recambios.
  • El aspecto de la nueva mama es completamente natural. Evoluciona con el propio cuerpo, tanto en edad (caída natural del pecho) como en volumen (engorda y adelgaza).
  • El tejido de la nueva mama es del propio cuerpo, por lo que tolera muy bien la radioterapia, si se requiere.
  • La cirugía puede asociarse al tratamiento del linfedema, si es necesario.
  • Todas las técnicas autólogas pueden ser aplicadas en reconstrucción diferida (un tiempo después de la mastectomía) y también en reconstrucción inmediata (durante la misma intervención de la mastectomía)
Últimas innovaciones: La nueva cirugía del linfedema
En ocasiones, el cáncer de mama también se puede extender hacia los ganglios axilares. Hasta ahora, si esto sucedía era inevitable realizar una linfadenectomía que podía tener como efecto secundario la aparición del linfedema, el aumento del volumen del brazo de la paciente. “Una de las últimas innovaciones en el tratamiento del cáncer de mama ha sido la introducción de la cirugía en la corrección del linfedema, mediante la microcirugía de los vasos linfáticos del brazo y el trasplante de ganglios linfáticos de la ingle a la axila”, explica el doctor Dr. Joan-Pere Barret. “Estas técnicas deben ser valoradas en cada paciente y pueden aplicarse tanto en reconstrucción inmediata como en diferida”, añade.
La cirugía reparadora del cáncer de mama sigue evolucionando constantemente, introduciendo técnicas endoscópicas y robóticas y evaluaciones digitales preoperatorias de las zonas a tratar.