lunes, 28 de septiembre de 2015

Un niño con una vida cardiosaludable será un adulto sano

Para celebrar el Día Mundial del Corazón en 2015 la Fundacíón Española del Corazón (FEC), junto a la Federación Mundial del Corazón quieren lograr que, “en todo el mundo, las personas tengan la oportunidad de elegir opciones saludables para el corazón, dondequiera que vivan, trabajen o pasen sus momentos de ocio, ayudándoles a reducir su propio riesgo cardiovascular (CV) y el riesgo de las personas de su entorno”. 

En este 2015, los organismos internacionales hacen una llamada de atención sobre el cuidado del entorno para mejorar la salud de nuestro corazón. Y la pretensión es que aumenten los espacios verdes de nuestro entorno,  aumenten los carriles bicis, los menús escolares y del trabajo sean más saludables, y se reduzca la exposición al humo del tabaco y la contaminación de nuestro entorno.
  Hábitos cardiosaludables
Desde IHP queremos incidir en la salud cardiovascular de los más pequeños. Un aspecto a tener muy en cuenta con respecto a la salud de los corazones de nuestros hijos es procurarles unos hábitos de vida saludables. “Las enfermedades cardiovasculares (cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, accidentes cerebrovasculares) son la primera causa de muerte en nuestro mundo, y están producidas fundamentalmente por los llamados factores de riesgo cardiovascular. Entre estos nos encontramos con el sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo y la dieta insana”, resalta el cardiólogo infantil de IHP, Carlos Rubio-Iglesias. 
Promover desde pequeños una dieta saludable (la dieta mediterránea ha demostrado ser el mejor ejemplo) y la realización de ejercicio físico con regularidad debe ser un objetivo de salud primordial, que permitirá a los niños desarrollarse como individuos sanos y disminuir la incidencia de esta plaga que supone las enfermedades cardiovasculares.
Para que los niños puedan mantener un corazón sano no sólo el 29 de septiembre, sino todo el año, desde IHP queremos destacar la iniciativa de la FEC que ha preparado una serie de juegos que se pueden descargar en este enlace: SuperCorazón.
 Cardiopatías congénitas
Por desgracia, en ocasiones los niños presentan problemas cardiacos ya desde el nacimiento. De hecho, los defectos cardiacos son las malformaciones congénitas (al nacimiento) más frecuentes. Aparecen en torno a 4-12 casos por cada mil recién nacidos vivos, y constituyen la principal causa de muerte por anomalías congénitas en el primer año de vida.
Las cardiopatías congénitas se presentan como consecuencia de alteraciones en el desarrollo embrionario del corazón, aunque su causa precisa se desconoce en la mayoría de los casos. En torno al 2-3 % pueden estar producidos por factores ambientales (enfermedades de la madre, fármacos o drogas, infecciones durante el embarazo,...). Estos son los casos que podrían ser prevenidos de forma primaria. El diagnóstico prenatal permite identificar los casos que necesitarán una inmediata  actuación al nacimiento del niño, con el fin de mejorar su pronóstico. 
Afortunadamente, las importantes mejorías en las técnicas de diagnóstico y de tratamiento que se han producido en las últimas décadas han permitido una mayor supervivencia de los niños con cardiopatías, que en muchos casos les permiten llegar a la edad adulta, incluso en los casos con malformaciones graves.