viernes, 18 de septiembre de 2015

Más del 50% de los españoles deciden empezar una dieta en septiembre

Después de los excesos del verano más del 50% de los españoles deciden empezar una dieta, no sólo para recuperar los buenos hábitos alimentarios sino también para deshacerse de los kilos de más que estos meses han traído consigo, según aseguran desde el Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Vithas Xanit Internacional, perteneciente al grupo sanitario Vithas.
“Es importante tener en cuenta una serie de factores a la hora de empezar una dieta. Si lo que queremos es perder esos kilos de más que hemos ganado durante el verano realizar 5 comidas al día o apostar por una dieta mediterránea pueden ayudarnos a conseguirlo sin necesidad de poner en marcha una dieta estricta”, explica Rafael Estrada, dietista de Vithas Xanit, quien añade que “En este mes, un número muy importante de pacientes acuden a nuestras consultas para empezar una dieta”.
“Una de las principales razones por las que es importante realizar cinco comidas al día es para no dejar pasar mucho tiempo entre comida y comida, evitando de esta forma llegar a cada comida con más hambre y comer compulsivamente para saciarnos, ingiriendo, por lo tanto, una mayor cantidad de alimento. Si repartimos las comidas a lo largo del día necesitaremos comer menos en cada comida, lo que dará lugar a una ingesta menor de alimentos. Si el organismo, además, se acostumbra a estas cinco comidas necesitará almacenar menos reservas, lo que implica también una pérdida de peso”, explica el especialista.
Apostar por una dieta mediterránea es otro de los consejos que ofrecen desde Vithas Xanit para perder peso. “La dieta Mediterránea es rica en trigo, legumbres, verduras, frutas, pescado, queso, frutos secos, etc. y, combinada con la práctica de ejercicio físico moderado pero diario, nos puede hacer perder de 800 gr. a 1 kg. por semana, dependiendo de cada persona, caso o situación”, explica el especialista, quien añade que esta dieta “presenta, además, grandes beneficios para nuestro organismo, ya que es una dieta equilibrada y variada con un aporte de macronutrientes adecuado, bajo contenido en ácidos grasos saturados y alto en monoinsaturados, así como en carbohidratos complejos y fibra. A todo esto hay que añadir los beneficios del uso de aceite de oliva, producto estrella de la dieta mediterránea, como alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados, que le confieren propiedades cardioprotectoras”.
Aunque este puede ser un excelente modelo de vida saludable que nos ayudará a perder peso después del verano, es importante también acudir a un especialista que nos indique cual es la mejor forma de combinar estos alimentos para alcanzar nuestros objetivos sin poner en riesgo nuestra salud. “En Vithas Xanit contamos con un equipo de especialistas en endocrinología y nutrición que elaboran dietas personalizadas adaptadas a las necesidades de cada paciente”, explica Rafael Estrada.