miércoles, 2 de septiembre de 2015

Las nuevas técnicas de financiación impulsan la innovación y la digitalización del sector sanitario

El nuevo informe de Siemens Financial Services (SFS) analiza cómo las técnicas de financiación innovadoras están promoviendo el crecimiento en la industria, en la atención sanitaria y en el ámbito de las infraestructuras, al facilitar la inversión en digitalización de procesos y tecnologías. La digitalización permite que se generen datos de rendimiento en tiempo real, relativos a procesos y sistemas. El análisis de datos inteligentes sirve para mejorar la productividad y eficiencia, al generar un ahorro de costes y mejoras en las ventajas competitivas.
El informe apunta que en el mercado existe un abanico cada vez mayor de métodos de financiación a medida, para apoyar las adquisiciones de equipos, tecnología y software, así como las mejoras tecnológicas. Dichos sistemas incluyen financiación del Coste Total de Propiedad (TCO por sus siglas en inglés), crédito según rendimiento, financiación de tecnologías energéticamente eficientes, en jurisdicciones múltiples además de soluciones para facilitar la inversión continua gracias a puntos de renovación integrados. Dichas vías de crédito se obtienen cada vez más a través de financieras especializadas con amplios conocimientos tecnológicos y de industrias específicas. Por lo tanto, pueden personalizar las soluciones para hacer posibles las mejoras tecnológicas así como los requisitos concretos de los clientes.
La financiación se está convirtiendo en un facilitador de inversiones cada vez más importante, a medida que las empresas buscan aprovechar las innovaciones de la tecnología para aumentar su eficiencia. En el sector de la atención sanitaria, la tecnología integrada abre las puertas a la producción automatizada de prótesis hechas a medida a través de la combinación de datos de medición, obtenidos mediante exploraciones con tomografía computerizada y resonancia magnética. La robótica con gestión dinámica de muestras proporciona, en un único paso, la combinación óptima de química y analítica en base a ensayos inmunológicos con gestión de muestras. De este modo, se consigue más flexibilidad, eficiencia y un mejor flujo de trabajo. Además, las nuevas tecnologías también pueden facilitar la fusión de imágenes clínicas, al desplegar en la misma pantalla las obtenidas por tomografía 3D, tomografía computerizada, resonancia magnética y ecografía en tiempo real. Esto puede acelerar considerablemente el flujo de trabajo, al reducir la cantidad de visitas de atención de seguimiento y ofrecer mejor información clínica, sin necesidad de exponer al paciente a radiación adicional. En un contexto frenético de avances tecnológicos, la disponibilidad de recursos económicos flexibles y apropiados es un componente vital para ayudar a digitalizarse plenamente tanto a las entidades públicas como privadas.
“Estamos observando un aumento en la demanda de técnicas de financiación inteligentes por parte de entidades sanitarias tanto públicas como privadas,” afirma José Luis Manzanal, Director de Ventas de Siemens Financial Services. “La creciente sofisticación tecnológica ha impulsado la necesidad de disponer de métodos de financiación a medida, capaces de cumplir necesidades específicas, como el crédito durante periodos de preparación no productivos u opciones de modernización futura.