viernes, 25 de septiembre de 2015

La Psiquiatría española pide colaboración para desestigmatizar la enfermedad mental en la sociedad


 Una realidad preocupante sobrevuela el XVIII Congreso Nacional de Psiquiatría. Se trata del estigma sobre el enfermo mental grave. Conscientes de esa verdad, el presidente del comité organizador del congreso, Francisco Vidal Pardo, asegura que el objetivo central del encuentro -y de la profesión, por extensión- es la de propiciar “un acercamiento al paciente. Los psiquiatras de hoy en día nos centramos en la personalización y humanización del tratamiento que damos al paciente psiquiátrico y al enfermo mental grave. Ese es el desafío”.

Con respecto a la población general, “queremos acabar con el estigma hacia el paciente con enfermedad mental. La enfermedad mental grave no tiene por qué producir un estigma social, ni en el cuerpo médico ni en la población en general”.

Estas declaraciones han sido formuladas durante una rueda de prensa en la que se ha presentado el XVIII Congreso Nacional de Psiquiatría. En la cita han estado también presentes Miquel Roca, presidente de laFundación Española de Psiquiatría y Salud Mental; Julio Bobes, catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo e investigador principal del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) y Miquel Bernardo, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB).

Así, Francisco Vidal lanza una propuesta al aire. “Es necesaria”, asegura, “la colaboración estrecha  de los medios de comunicación. Para fortalecer la lucha contra el estigma,  para erradicar esta situación sería conveniente hacer un código de intercambio de opinión con el cuerpo psiquiátrico. No se puede tildar depsiquiátrica cualquier situación de la vida cotidiana que se ve alterada y que no responde a un mecanismo lógico. Los medios de comunicación  son el pilar de empezar a trabajar”.

Explica Vidal Pardo cómo  “a cualquier acto violento que se produce en la sociedad -y que no es comprensible por ella…-, se le tilda y se le presupone la locura detrás. Se utiliza casi como insulto decir que alguien tiene esquizofrenia. Es curioso, en la mayoría de las ocasiones no se concibe que haya maldad en la sociedad”.

EL CONGRESO

El XVIII Congreso Nacional de Psiquiatría, que se celebra en Santiago de Compostela entre el 24 y el 26 de septiembre de 2015 bajo el lema ‘Por el buen camino’, convertirá a la ciudad gallega en la capital estatal de la especialidad que marca “la ruta hacia una psiquiatría más personalizada, mas científica y tecnológica, más preventiva, más global y, sobre todo, enfocada hacia una clara mejoría en el bienestar de los pacientes”, tal y como asegura Francisco Vidal Pardo, presidente del comité organizador de un congreso que este año se ha abierto, por primera vez, con una serie de conferencias abiertas al gran público al objeto de “contactar de manera directa con la sociedad”.

El volumen del congreso se describe en cifras. Así, más de 2.000 psiquiatras participarán en un congreso que en esta edición se abre a otras especialidades médicas como los médicos forenses, los psicólogos clínicos o profesionales de la enfermería psiquiátrica, entre otras, todas ellas vinculadas al trabajo en torno a la salud mental. Todos ellos participarán en los más de 30 simposios, además de cursos y talleres que complementarán una intensa cartera de actividades.