martes, 29 de septiembre de 2015

El estrés y las preocupaciones que provocan oxidación y envejecimiento pueden evitarse con Lex Vitae®

*
*Nota de prensa.-

NARVAL PHARMA, laboratorio farmacéutico líder en suplementos alimenticios, considera que ayudar a nuestro cuerpo para que no se oxide es posible con Lex Vitae®.
Lex Vitae® es un antioxidante intra y extra celular formulado y obtenido a partir de fuentes naturales mediante procedimientos no desnaturalizantes, extrayendo los nutrientes purificados sin modificación alguna, conservando así las propiedades biológicas de los alimentos de los que son extraídos.
Lex Vitae es el único complejo antioxidante que incluye los tres enzimas recomendados en la terapéutica antioxidante por la Real Academia de Farmacia en su Monografía IV del libro “Bioquímica y Fisiopatología del Estrés Oxidativo”. “Estos tres enzimas clave son: catalasa, glutanion y superóxido dismutasa. Estas tres junto con las vitaminas C y E más el selenio, acetil cisteína, metionina y taurina, se complementan para hacer una gran actividad antioxiodante”, explica el Dr. Santiago Vidal, especialista en antienvejecimiento.
El estrés y las preocupaciones ante determinadas situaciones o agentes produce un desequilibrio en la balanza prooxidantes / antioxidantes a favor de los primeros, incrementándose el estrés oxidativo, lo que conduce a una agresión celular que lleva a daños en los tejidos de los distintos órganos y por tanto a una aceleración de los procesos naturales del envejecimiento. “La muerte de un familiar, los problemas personales, el estrés laboral o el desempeñar algunas profesiones producen estrés oxidativo, lo que nos hace envejecer de forma prematura. Al contrario, tener una actitud positiva ante la vida, enamorarse, ser feliz, nos ayudan a mantenernos jóvenes. Por eso, podemos decir que el optimismo actúa como un medicamento”, concluye el Dr. Santiago Vidal.
La existencia de otros agentes externos como el tabaco -que contiene más de un billón de radicales libres del oxígeno en cada inhalación-, el exceso de alcohol y el uso de drogas producen una inhibición de antioxidantes lo que genera  cantidades importantes de radicales libres del oxígeno.