lunes, 10 de agosto de 2015

Andalucía es la comunidad con la tasa más baja de pacientes que esperan una intervención quirúrgica en España

Andalucía es la comunidad autónoma con la tasa más baja de pacientes que esperan una cirugía en todo el territorio español, según se desprende de los datos del registro de demanda quirúrgica que publica hoy la Consejería de Salud, actualizados a 30 de junio de 2015. De igual modo, se concluye que los andaluces esperan un mes menos que el resto de españoles, según los criterios establecidos por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, tanto para las intervenciones más frecuentes, para las que se garantiza una espera máxima de 120 días, como para un conjunto más amplio de procedimientos, para los que se establece un plazo máximo de 180 días.
En la sanidad pública andaluza aguardan una operación 2,88 pacientes por cada 1.000 habitantes en lo referido a procesos con garantía de 120 días del Sistema Nacional de Salud, mientras los datos recientemente publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, relativos a 31 de diciembre de 2014, hablan de una tasa de 4,85 pacientes por 1.000 habitantes (en el sistema sanitario público andaluz, la tasa en esta fecha era de 2,99).
Si se toman en cuenta el total de pacientes en la denominada 'espera estructural' que establece el Ministerio, donde se incluyen intervenciones de hasta 14 especialidades (como Traumatología, Oftalmología, Cirugía General, Otorrinolaringología, Urología, Ginecología o Cirugía Plástica, entre otras), y con un plazo máximo de demora de 180 días, la tasa andaluza a 30 de junio se sitúa en 6,54 pacientes por 1.000 habitantes, frente a los 11,40 pacientes por 1.000 habitantes a 31 de diciembre del conjunto del Sistema Nacional de Salud (en el sistema sanitario público andaluz la tasa en esta fecha era de 6,77).
El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha hecho un balance positivo de la situación actual de las listas de espera en la comunidad en comparación con los datos a nivel nacional, a la vez que ha manifestado que su departamento seguirá dedicando esfuerzos organizativos y normativos para garantizar en los mínimos tiempos la mejor asistencia sanitaria para la población andaluza.
De este modo, ha recordado que se trabaja actualmente en la orden que garantizará, a partir de 2016, una espera máxima de 90 días para los procesos de cirugía cardíaca, reduciendo a la mitad la demora establecida actualmente para este tipo de intervenciones. Asimismo, ha anunciado que los centros del Servicio Andaluz de Salud cuentan ya con las instrucciones necesarias para agilizar los tiempos máximos de respuesta en la entrega de los informes diagnósticos a la población, estableciéndose un tope de 45 días para reducir la incertidumbre que se genera cuando se aguardan los resultados de diferentes pruebas analíticas, de imagen o de medicina nuclear, entre otras.