lunes, 6 de julio de 2015

Turoctocog alfa proporciona eficacia y seguridad a largo plazo en la profilaxis y tratamiento de sangrados de pacientes con hemofilia A grave

Según los datos de un ensayo fase 3 presentados por Novo Nordisk en el reciente Congreso de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasias (ISTH), turoctocog alfa proporciona eficacia y seguridad a largo plazo en la profilaxis y tratamiento de episodios hemorrágicos en personas con hemofilia A grave.

El programa clínico guardian™ es uno de los más extensos y completos programas de pre-registro en hemofilia A, con más de 210 pacientes tratados con hemofilia A grave. Datos intermedios recogidos a partir del 31 de diciembre de 2013 de 451 pacientes-años tratados con turoctocog alfa mostraron resultados consistentes con informes previos:

·         La tasa anual de sangrados (ABR) alcanzada durante el régimen profiláctico con turoctocog alfa fue de 1,56.
·         Durante el régimen profiláctico, el 90% de todos los episodios hemorrágicos se trataron con una o dos dosis de turoctocog alfa.

“Estos resultados intermedios proporcionan una ampliación sobre el grueso de la evidencia que apoya el uso a largo plazo de turoctocog alfa -ha explicado la Dra. Margareth Ozelo, del IHTC Hemocentro Unicamp, de la Universidad de Campinas (Brasil), e investigadora del guardian™2- Para las personas con hemofilia A, encontrar tratamientos eficaces a largo plazo en la prevención de episodios de sangrado es esencial”.

Guardian™2 es un gran estudio multinacional de extensión, en el que han participado 19 países, con turoctocog alfa en pacientes con hemofilia A previamente tratados que ya habían sido incluidos en los ensayos pivotales guardian™1 y guardian™3. Los pacientes recibieron turoctocog alfa en régimen de profilaxis y para tratar sangrados intercurrentes.


Estos hallazgos comprenden más de cuatro años de investigación y más de 450 pacientes-años. No se detectaron inhibidores frente al factor VIII ni se identificaron problemas de seguridad, apoyando los resultados del guardian™1 y 3, al demostrar que no se ha confirmado el desarrollo de inhibidores en los 213 pacientes tratados previamente. La mayoría de las reacciones adversas comunes observadas en el estudio fueron reacciones en el lugar de la inyección, fiebre y un incremento de las enzimas hepáticas.