miércoles, 15 de julio de 2015

Hospital Quirón Marbella, pionero en Andalucía en la implantación de ‘muelles’ contra el enfisema pulmonar grave



El equipo del doctor José María Ignacio García, jefe del servicio de Neumología de Hospital Quirón Marbella, ha llevado a cabo con éxito la primera intervención en Andalucía para el tratamiento del enfisema pulmonar grave a través de la implantación de coils (muelles). En la operación han participado también las doctoras María Martín Benavides y Cintia María Merinas López.

La nueva técnica, concebida para mejorar la función pulmonar y la calidad de vida de los pacientes, se basa en la implantación de un dispositivo –RePneu, de la empresa PneumoRx- que no requiere cirugía, lo que facilita una recuperación más rápida, además de una mejor tolerancia. La implantación de los muelles se realiza con anestesia general o sedación profunda y dura entre 30 y 40 minutos.

El enfisema es una patología crónica debilitante caracterizada por el deterioro de la función pulmonar, así como por el aumento de volumen y la pérdida de la elasticidad de los pulmones, lo que provoca dificultad para respirar, incluso en reposo. "Es un tipo de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) que origina una destrucción pulmonar progresiva e irreversible causada principalmente por el tabaco. El enfisema ocasiona un deterioro lento y continuo de la función pulmonar; el aire queda atrapado en el pulmón y no puede salir, los alveolos se dilatan y destruyen, otras áreas pulmonares son comprimidas por las dilatación y dejan de trabajar, el pulmón pierde su elasticidad, se hace menos distensible, como un globo lleno de aire, y el movimiento de los músculos respiratorios también se limita por las distensión, lo que dificulta la respiración”, explica el doctor Ignacio García. En sus grados más graves lleva a una muy severa incapacidad que impide hacer las actividades básicas de la vida cotidiana. El paciente siente falta de aliento, incluso cuando está en reposo.

Según este neumólogo, “el enfisema deja de responder con el tiempo al tratamiento y los medicamentos (broncodilatadores) no producen un alivio muy significativo en los pacientes graves. La mejor opción terapéutica es el trasplante pulmonar, en aquellos que cumplan criterios. Otra alternativa es la cirugía de reducción de volumen, que es invasiva, costosa y con alta mortalidad. Los nuevos retos del tratamiento del enfisema se centran en acometer la disminución de volumen por técnica endoscópica. Para ello se han desarrollado diversos métodos, como espuma selladora, válvulas y coils(muelles). Estos son bobinasque se colocan a través de un equipo de videofibrobroncoscopia. Una vez implantados, se retraen y recuperan su forma original. Los muelles retraen el pulmón colapsado, repermeabilizan la vía aérea, el órgano mejora su distensibilidad y disminuye la hiperinsuflación, lo que disminuye la disnea del paciente y hace aumentar de una forma significativa su capacidad de ejercicio”.

El dispositivo se asemeja a un muelle de pequeño tamaño y está elaborado con un material llamado nitinol (aleación de níquel y titanio), que posee memoria de forma y que no impide practicar estudios de resonancia magnética. Los muelles se disponen en el pulmón enfermo a través de un broncoscopio y con la ayuda de una técnica de radioscopia, que facilita la visualización del lugar preciso de implantación.

Para su colocación en las vías respiratorias, los muelles se enderezan y, gracias a su memoria, vuelven a su forma original en cuanto el broncoscopio las libera, comprimiendo suavemente el tejido pulmonar dañado y manteniendo las vías respiratorias abiertas gracias al restablecimiento de la retracción elástica. En cada intervención se implantan alrededor de diez muelles por pulmón, ya sea en el lóbulo superior o inferior, según qué zona esté más afectada.

Alternativa a la cirugía

El tratamiento ofrece una alternativa a la reducción de volumen pulmonar por cirugía y, a diferencia de otras técnicas que también emplean el broncoscopio, se puede emplear en un gran número de pacientes con enfisema pulmonar grave.

Se prevé que entre 30.000 y 40.000 pacientes españoles se beneficiarían de este procedimiento, incluyendo tanto los casos de enfisema pulmonar homogéneo, en los que no hay diferencias en la gravedad de la patología en función de la región pulmonar, como los de enfisema de distribución heterogénea. Además, se puede llevar a cabo con independencia de la ventilación colateral, una condición común en los pacientes con enfisema.

El nuevo dispositivo, cuyo desarrollo de fabricación ha durado cuatro años, está autorizado desde 2010 por la Agencia Europea de Medicamentos y dispone del registro por la Agencia Española de Medicamentos desde finales de 2013. Tras su exitoso uso en Alemania (ya han sido intervenidos más de 1.400 personas con enfisema grave), Francia e Italia, España es el cuarto país europeo al que ha llegado la técnica.


Pies de foto:
- En la foto de la rueda de prensa, de izquierda a derecha aparecen: la Dra. María Martín Benavides, el Dr. Tomás Urda Valcárcel (director-gerente) y Dr. José María Ignacio García.