miércoles, 1 de julio de 2015

Celgene y Juno anuncian una colaboración de diez años para el desarrollo de inmunoterapias revolucionarias para pacientes con cáncer y enfermedades autoinmunes

La compañía biotecnológica Celgene y Juno Therapeutic han firmado un acuerdo global para el desarrollo y la comercialización de inmunoterapias. Las dos compañías liderarán las estrategias terapéuticas en células T con el fin de desarrollar tratamientos para pacientes con cáncer y enfermedades autoinmunes centrados inicialmente en la tecnología del Receptor del Antígeno Quimérico (CAR-T) y del Receptor de las Células T (RCT).
“Esta transacción refuerza la posición de Celgene en el emergente y transformador campo de la inmunooncología”, asegura Bob Hugin, director y CEO de Celgene. “Juno ha reunido expertos mundiales de toda clase y ha  desarrollado tecnología avanzada en el área de la biología de células T y terapia celular; creemos que este acuerdo puede mejorar a largo plazo el potencial de ambas compañías para ofrecer terapias innovadoras a pacientes con necesidades médicas no cubiertas”, señala.
“Celgene es el socio ideal para Juno, para ayudarnos a ser conscientes de nuestro potencial en investigación clínica y, al mismo tiempo mantener la independencia que nuestros empleados, inversores y socios consideran fundamental para la verdadera innovación”, explica Hans Bishop, CEO de Juno. “Esta colaboración única está diseñada para catalizar y crear un enorme desarrollo científico continuado así como sinergias en el desarrollo de productos aprovechando los valores y las fortalezas de cada compañía. Además de su presencia global y su alcance comercial, Celgene ha liderado el desarrollo de pequeñas moléculas y proteínas prometedoras que complementan los avances de Juno para mejorar la capacidad de las células T. A través de esta colaboración, creemos que podremos desarrollar más rápida y eficazmente terapias potencialmente disruptivas en este nuevo campo de la medicina y hacer que estén disponibles de una forma más inmediata para los pacientes de todo el mundo”, afirma.
Según los términos de este acuerdo, Celgene se reserva la posibilidad de ser socio de Juno en la comercialización de medicamentos en Oncología y terapia celular autoinmune, incluidos los productos de Juno CD19 y CD22 dirigidos al CAR-T. El antígeno de maduración de células B está excluido de esta colaboración.
Para los programas originales de Juno co-desarrollado bajo esta colaboración se acuerda que:
·         Juno será responsable de la investigación y el desarrollo en Norteamérica y conservará los derechos de comercialización en este territorio.
·         Celgene será responsable del desarrollo y comercialización en el resto del mundo y pagará a Juno los royalties por las ventas en ese territorio. Además, Celgene mantiene ciertas opciones de co-promoción:
o   Inicialmente Celgene podrá elegir dos programas, excepto CD19 y CD22, susceptibles de un acuerdo global de reparto de beneficios en virtud del cual ambas compañías compartirán los gastos y los beneficios por igual en todo el mundo, excepto en China.
o   Celgene podrá seleccionar un tercer programa, sujeto a obligaciones adicionales.
A través de este acuerdo, Juno podrá participar en el co-desarrollo y co-comercialización de algunos fármacos dirigidos a las células T, y este se efectuará de acuerdo a los siguientes términos:

·      Las dos partes compartirán los costes y beneficios globales correspondiendo un 70% a Celgene y un 30% a Juno.
·      Celgene liderará el desarrollo y la comercialización global, abierto a la co-promoción por parte de Juno en Estados Unidos y algunos países de la Unión Europea.
Al cierre de la operación, Juno recibirá un pago inicial de aproximadamente 150 millones de dólares y Celgene adquirirá 9.137.672 acciones ordinarias de Juno con un precio de 93 dólares por acción. El acuerdo contempla además los siguientes puntos:

·      Celgene recibirá el derecho a nombrar a un miembro de la Junta Directiva de Juno.
·      Durante los próximos 10 años de la colaboración, Celgene tendrá el derecho de adquirir capital adicional de Juno ya sea ante oportunidades de negocio o primas de mercado óptimas sujetas a la satisfacción de ciertas condiciones del acuerdo firmado por ambas partes. En virtud de este, Juno podrá además optar a algunos de los programas de Celgene, lo que le permitiría a esta hacerse con un máximo del 30% de las acciones ordinarias de Juno en circulación.
·      Celgene ha firmado un acuerdo de status quo y ha acordado bloquear provisiones en su accionariado.

La transacción ha sido aprobada por los consejos de administración de Celgene y Juno, quienes esperan completar la operación durante el tercer trimestre de 2015 de acuerdo a la expiración o terminación del periodo de espera aplicable en virtud de las leyes antimonopolio y satisfacción de otras condiciones habituales de cierre.