lunes, 29 de junio de 2015

Según un informe del Instituto de Comunicación Empresarial, la información en salud: diagnóstico preocupante

 INSTITUTO ROCHE -UIMP-5


La información en salud está amenazada y su presencia está en retroceso en los medios generalistas. Esta es una de las principales conclusiones que se extraen del informe sobre “La Industria Farmacéutica en los medios de comunicación”, elaborado por el Instituto de Comunicación Empresarial y liderado por Manuel Campo Vidal, destacándose también que “el nivel informativo, en general, es escaso y mejorable”.

El informe se presenta hoy en el transcurso de un curso de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo que se prolonga hasta el 1 de julio, que cuenta con la colaboración del Instituto Roche y donde se profundizará en cómo innovar en la comunicación en salud.

Conclusiones para la reflexión
El estudio ha evaluado casi 300 noticias de 76 medios digitales especializados y prensa nacional en el entorno digital, recopiladas del 10 de marzo al 10 de junio 2015. Se han consultado 11 fuentes, entrevistándose a 12 profesionales de la información de salud En general, como destaca Manuel Campo Vidal, “se advierte una pérdida de protagonismo de la información en salud, por la menor disponibilidad de espacios para la difusión de estas noticias”; los temas de salud sobreviven en la prensa pero ya, en la mayor parte de los casos, sin sección propia. Además, se denuncia la precariedad en el sector periodístico, “que puede incluso amenazar la buena práctica informativa”.

Solo las crisis sanitarias puntuales y, en consonancia, las noticias negativas permiten dar mayor relevancia de la habitual a las noticias de salud, en las que habitualmente se concede un papel mínimo a los pacientes (su voz en los medios de comunicación no es relevante, ya que sólo representa el 5%). Junto a ello, se describe una situación de creciente uniformización de la información que ofrecen la mayor parte de los medios generalistas.
La información de salud se queda escasa y merecería más relevancia, para la mayoría de los periodistas consultados, que aún así aseguran que se ofrecen contenidos de buena calidad. Destaca, sin embargo, la voz crítica del recientemente nombrado consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, el Dr. Jesús Sánchez Martos, divulgador de temas de salud en RNE desde hace 30 años y colaborador en otros medios de comunicación. A su juicio, “no se está haciendo una buena información de Salud; no se no llega al aprobado”. La responsabilidad, a juicio del Dr. Sánchez Martos, es “de los periodistas que no están especializados y de los médicos que no sabemos comunicar”.

En relación con la Industria Farmacéutica, el informe revela que la presencia de estas empresas en la prensa generalista está enfocada a noticias dedicadas a la investigación y la salud, mientras que la prensa especializada ofrece más informaciones sobre acciones y/o actividades puntuales que llevan a cabo estas compañías. Con todo, se publican más noticias económicas de los laboratorios que información médica, a pesar de que se reconoce que las farmacéuticas son decisivas en la investigación y en los avances médicos”, subraya Manuel Campo Vidal.
Los periodistas aún consideran que las farmacéuticas deben invertir más en mejorar la comunicación que realizan y, de hecho, como se resalta en este estudio, los periodistas tienen miedo a hacerle publicidad gratis a los laboratorios y rehúyen informar de fármacos comercializados, salvo en casos de gravedad”. Además, se mantienen prejuicios clásicos, como la idea de que la industria farmacéutica solo quiere vender, y se encuentra que las referencias que se hacen en los medios sobre ética de la industria farmacéutica en relación con la sociedad son negativas en un 70% de los casos.
Recomendaciones

Ante esta situación, la solución pasa por exigir mayor especialización y formación de los periodistas que informan en salud, así como mayor trasparencia y rigor informativo por parte de la Industria Farmacéutica.

En el informe se ofrecen algunas consideraciones y recomendaciones específicas. De todas ellas, el periodista Manuel Campo Vidal resalta “la necesidad de adoptar formatos en espacios radiofónicos, televisivos y medios escritos más atractivos para la audiencia, proporcionándoles una información más cercana”. Para mejorar la relación entre Industria Farmacéutica, sociedad y medios de comunicación, se apunta la necesidad de fomentar la presencia de los propios afectados en este tipo de espacios, de intensificar los seminarios de formación para periodistas que favorezcan su especialización y de promover encuentros habituales entre periodistas, médicos, pacientes e industria para intercambiar conocimiento y generar confianza.

Muchas de estas demandas y recomendaciones se pondrán en común en el curso de verano que comienza hoy, donde se hablará especialmente de la innovación en la comunicación en salud. Como resalta Manuel Campo Vidal, que dirige el Instituto de Comunicación Empresarial, “la salud es uno de los temas que más preocupa a la sociedad española y los ciudadanos demandan una información cada vez más veraz y actualizada”.

El objetivo del curso es analizar la comunicación en salud desde diferentes perspectivas, poner en común los nuevos retos a los que hay que hacer frente para lograr una comunicación eficiente y destacar la importancia de la comunicación para la formación y concienciación de la sociedad ante los temas de salud. Junto a ello, se evaluarán las posibilidades y límites que ofrece el entorno 2.0 y los medios sociales. El curso congrega a profesionales del sector sanitario especializados en comunicación sanitaria, periodistas, y representantes de asociaciones de pacientes, sociedades científicas, empresas biotecnológicas, sector farmacéutico y administraciones e instituciones sanitarias.