viernes, 12 de junio de 2015

La Pediatría 2.0 permite a los profesionales formarse y estar al día de la evidencia científica actual

Con el objetivo de compartir el conocimiento actual en Pediatría, se ha celebrado el simposio ‘Actualización en Pediatría’ en el marco del 63 Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP), con la colaboración de Johnson’s®. “El continuo avance de la medicina y las nuevas enfermedades con diferentes formas de manifestarse obligan al pediatra a una constante puesta al día. Por ello, la formación pediátrica debe estar basada en la evidencia científica actual”, explica la Dra. Inés Hidalgo Vicario, pediatra del Centro de Salud del Barrio del Pilar y moderadora del simposio.

Durante el encuentro se han abordado las novedades en la práctica diaria de la Pediatría en diferentes ámbitos, centrándose principalmente en los avances del último año en cuanto a dermatología pediátrica, el trastorno del sueño en la infancia y la importancia del uso y consulta de páginas web para profesionales.

Según reconoce la Dra. Inés Hidalgo Vicario, los problemas dermatológicos de los bebés constituyen una de las principales preocupaciones de los padres. De hecho, representan entre un 5,5% y un 22,5% del total de las consultas al pediatra de Atención Primaria. En este sentido, en la ponencia ‘¿Qué ha habido de nuevo en dermatología pediátrica en el último año? ¿Y cómo lo aplicamos en el día a día?’ el Dr. Raúl de Lucas, Jefe de Servicio de Dermatología Pediátrica Hospital La Paz, ha recordado que los cuidados con productos adecuados y la visita al dermatólogo para mantener un seguimiento adecuado son muy importantes para la salud integral del niño.

Web 2.0, una herramienta clave para el profesional
Uno de los aspectos más novedosos tratados en el simposio es la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación a la práctica pediátrica. De la mano del Dr. Javier González de Dios, Jefe de servicio de Pediatría Hospital General Universitario de Alicante, la ponencia ‘Pediatría 2.0: usar la Web social no cuesta nada, pero puede salir caro el no usarla’ ha reivindicado el potencial de la web social tanto para los profesionales como para las instituciones sanitarias. Entre las más de 130 Sociedades científicas presentes en España, la Asociación Española de Pediatría es líder en el uso de la Web 2.0.

Para la Dra. Inés Hidalgo Vicario, la Web 2.0 “constituye una plataforma de comunicación cuyos principios fundamentales son la participación y la colaboración por los usuarios de forma universal, y ofrece un conocimiento colectivo continuamente actualizado y de acceso gratuito”.

Un ejemplo de la aplicación de las nuevas tecnologías en Pediatría es el portal web Profesionalesbaby.es destinado a los profesionales relacionados con el cuidado del bebé y en el que pediatras, dermatólogos, enfermeros, fisioterapeutas o farmacéuticos pueden encontrar recursos académicos y mejorar o actualizar sus conocimientos en diferentes áreas, como los cuidados de la piel, el baño, la lactancia, el sueño y diversos temas en pediatría.

Profesionalesbaby.es está dividida en diferentes secciones en función de cada uno de los temas y cuenta con un apartado de recursos de descarga libre, donde los profesionales pueden acceder a eventos relacionados con el cuidado del bebé (congresos, charlas o formaciones), noticias y entrevistas a diferentes especialistas. La plataforma también permite a los profesionales intercambiar experiencias, dudas o cuestiones relacionadas con la práctica clínica, así como comentar los artículos o solicitar charlas  presenciales en universidades o centros de educación maternal.

Importancia de las rutinas en el sueño infantil
El simposio ‘Actualización en Pediatría’ también ha prestado atención a otro asunto esencial en los primeros meses de vida: la rutina del sueño. A través de la ponencia ‘Insomnio infantil: Un puzzle de 5 piezas’, el Dr. Gonzalo Pin Arboleda, Coordinador del servicio de Pediatría y Sueño del Hospital Quirón de Valencia, ha revelado que en los últimos años se ha constatado que numerosas patologías de trastorno del sueño consideradas exclusivas de la edad adulta también afectan a la población pediátrica.

Los trastornos del sueño, presentes en cerca del 30% de niños y adolescentes, repercuten en la calidad de vida del paciente y su familia, ya que pueden conllevar somnolencia diurna patológica, hiperactividad paradójica, fracaso escolar, depresión, intolerancia a la glucosa con riesgo de diabetes mellitus, incremento del cortisol al final del día con riesgo de hipertensión arterial, obesidad o alternaciones inmunológicas, entre otros problemas.

Mientras que en los primeros 5-6 meses de vida el sueño está casi exclusivamente condicionado por la nutrición, a partir de los 6 meses empiezan a incidir otros factores ambientales y educativos. Por esta razón, los expertos participantes en el simposio recomiendan a los padres comenzar a establecer rutinas en ese momento de la vida de sus bebés y así evitar dificultades posteriores a la hora de conciliar el sueño.

Rituales como el momento del baño, la hora del paseo (cuanta más luz reciben los niños por la mañana, más facilidad para dormir) o el cambio del pañal acostumbran a los bebés a un entorno predecible y ayudan a crear un ambiente de tranquilidad antes de acostar al niño.