martes, 30 de junio de 2015

Expertos recalcan la necesidad de impulsar políticas transparentes relacionadas con las decisiones de precio, financiación y acceso en el SNS

La participación de expertos clínicos, profesionales sanitarios, sociedades científicas y asociaciones de pacientes y de consumidores es clave para avanzar y mejorar en la investigación clínica y el acceso a los medicamentos innovadores. Así lo ha puesto de manifiesto el profesor Josep Torrent, del Departamento de Farmacología Clínica y Terapéutica de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en la mesa redonda “Regulación y acceso a medicamentos”, celebrada en el marco del 12º Congreso de la Asociación Europea de Farmacología Clínica y Terapéutica (EACPT en sus siglas inglesas). En este sentido, se ha recalcado “la necesidad de impulsar, por parte de las instituciones nacionales y autonómicas, políticas trasparentes relacionadas con las decisiones de precio, financiación y acceso, en el Sistema Nacional de Salud (SNS), pensando en el interés de los pacientes”.
En la mesa también se ha hablado de la importancia de los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT): “Básicamente, se trata de alcanzar un consenso entre todos los actores implicados, sobre el uso más eficiente que permita un acceso equitativo por parte del conjunto de la sociedad a los nuevos medicamentos” apunta este experto. Los médicos especialistas en Farmacología Clínica desempeñan un papel clave en la consecución de estos objetivos.
Con respecto a la evaluación de fármacos, España es uno de los cinco países más activos de la red europea. “A través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), nuestro país participa activamente en la EMA (European Medicines Agency) en las tareas de regulación, desarrollo clínico y autorización de medicamentos, además de la correspondiente farmacovigilancia”.

Investigación Clínica: ¿independiente o promovida por la industria farmacéutica?
Sobre la investigación clínica independiente se ha dicho que “es una realidad en la que pacientes y profesionales sanitarios trabajamos conjuntamente para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de las personas afectadas, y complementa la que se realiza desde la industria farmacéutica buscando nuevos objetivos terapéuticos”.
Por su parte, la gran mayoría de los farmacólogos clínicos que han participado en el debate plenario “Innovación Terapéutica: ¿Se corresponde la investigación que hace la industria con las necesidades de la sociedad?” consideran que “la investigación promovida por la industria farmacéutica innovadora no suele corresponderse con las necesidades de la sociedad, en términos generales”, según ha señalado Francisco de Abajo, profesor de Farmacología de la Universidad de Alcalá y responsable de Farmacología Clínica del Hospital Universitario Príncipe de Asturias. A pesar de los avances terapéuticos en enfermedades de alta prevalencia, el Profesor Francisco de Abajo, destaca que “apenas hacen investigación de medicamentos para patologías poco prevalentes, como las denominadas ‘enfermedades raras’, y para las enfermedades olvidadas de países con escasos recursos”, añade. “Lo mismo ocurre en torno al desarrollo de nuevos antibióticos, donde las resistencias antimicrobianas representan un grave problema de salud pública mundial”. En este punto, se debe consolidar el compromiso por parte de los organismos competentes para promover y facilitar la investigación independiente llevada a cabo por investigadores o grupos colaborativos que afronten estos retos. La colaboración público-privada es otra opción a tener en cuenta de cara al desarrollo de terapias en estos ámbitos.
Todas estas iniciativas requieren formación y entrenamiento adecuado a los expertos clínicos y profesionales sanitarios.

La experiencia actual, tanto en Europa como en España, evidencia la importancia de involucrar a los médicos especialistas en Farmacología Clínica, en un contexto multidisciplinar, en la investigación clínica, formación, evaluación y selección de medicamentos para promover un uso seguro, eficaz y eficiente de los mismos.