jueves, 25 de junio de 2015

Expertos en oftalmología abogan por estandarizar la corrección del astigmatismo durante la cirugía de cataratas

Profundizar en la corrección del astigmatismo durante la cirugía de catarata y ver las posibilidades diagnósticas y de tratamiento que se pueden aplicar en los pacientes que se someten a este tipo de intervenciones ha sido el objetivo del encuentro “Astigmatismo: Nuevos tiempos, nuevos estándares en salud visual”. La jornada, dirigida a oftalmólogos expertos en cirugía, ha sido organizada por la Real Academia Nacional de Medicina y ha contado con la colaboración de Alcon.
Durante el encuentro, el Prof. Garcia Sanchez, Académico de Número de la RANM y coordinador científico de la reunión ha destacado que “el astigmatismo plantea problemas a la hora de su corrección en el transcurso de la cirugía de la catarata, especialmente cuando su poder dióptrico supera las 1,5 Dp pues, o bien se requiere realizar su corrección en un segundo tiempo mediante laser Excimer, o utilizando la correspondiente corrección óptica mediante gafas convencionales”.
Los especialistas han abordado los últimos avances en la corrección del astigmatismo mediante lentes tóricas durante la cirugía de catarata, y es que tal y como explica el Dr. Iñaki Larrucea, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital San Eloy de Barakaldo, “el astigmatismo es un defecto muy común en la población española”. Según el mismo doctor, “a partir de 1,25 dioptrías se produce una disminución de la calidad de visión, deformaciones visuales, borrosidades… por lo que es de esta cifra en adelante cuando la implantación de una lente tórica es recomendable. En este caso, el 30% de los pacientes que se presentan a una operación de cataratas tienen astigmatismo superior a 1,5 dioptrías”.
“Anteriormente no era habitual corregir el astigmatismo”, ha comentado el Dr. Larrucea, “pero gracias a la aparición de nuevas técnicas y tecnologías y, sobre todo, a la aparición de las lentes tóricas, podemos disminuir el astigmatismo e incluso eliminarlo”. Con esto coincide el Dr. José Ángel Cristóbal, Jefe de Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y Académico de la Real Academia Nacional de Medicina de Zaragoza, que ha explicado que “gracias al uso de lentes intraoculares tóricas, se consigue que en una sola cirugía se solucione además de las cataratas, el defecto refractivo del paciente, alcanzando la emetropía”.
En palabras del Dr. Larrucea, “la implantación de lentes intraoculares tóricas en los pacientes de catarata debería convertirse en un estándar, ya que por encima de determinados límites de astigmatismo el resultado visual tras la operación de cataratas no es suficientemente bueno si persiste este defecto refractivo. Por ello, la utilización de lentes tóricas nos permiten mejorar mucho la calidad de la visión tras la cirugía de catarata”.
Respecto a la tecnología necesaria para llevar a cabo la intervención, el Dr. Larrucea ha comentado que “la renovación tecnológica nos ha permitido enfrentarnos a este problema con muchos mejores resultados. Gracias a la innovación en lentes y en aparatos de apoyo al cirujano, es posible realizar estudios previos a la cirugía, tener referencias durante la intervención y colocar la lente en el sitio exacto para conseguir una corrección óptima”.
Asimismo, el Dr. Cristóbal ha explicado que las nuevas tecnologías “ayudan tanto al paciente como al cirujano, ya que se consigue una intervención más rápida, segura y sin complicaciones; se evitan segundas operaciones y es posible, con tan solo una cirugía, alcanzar un paciente sin gafas”.

Por su parte, el Dr. Xavier Puig, Director Médico de Alcon en España y Portugal ha concluido: “la participación de Alcon en este encuentro es una muestra más de nuestro firme compromiso por fomentar el intercambio de conocimiento y experiencias entre los profesionales sanitarios involucrados en el manejo de las patologías de la visión, así como dar a conocer aquellas innovaciones tecnológicas que facilitan la labor de los profesionales y mejoran la calidad de vida al paciente”.