martes, 9 de junio de 2015

Expertos debaten sobre la mejora en el manejo del paciente con asma grave

En el marco de la celebración del 48º Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), especialistas en neumología de toda España se han dado cita en el encuentro ‘Manejo del paciente con Asma Grave’, organizado por Novartis, que ha tenido como objetivo actualizar los conocimientos sobre el asma grave y sus avances científicos.

El acto ha contado con la participación de la Dra. Eva Martínez Moragón,
jefa del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Dr. Peset en Valencia y moderadora de la sesión, el Dr. Francisco Javier Álvarez Gutiérrez, responsable de la Unidad de Asma de la Unidad Médico Quirúrgica de Enfermedades Respiratorias del Hospital Virgen del Rocío, el Dr. Vicente Plaza Moral, director del Servicio de Neumología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y el Dr. Luís Pérez de Llano, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo.

En palabras de la Dra. Martínez Moragón, “el asma grave es el tipo de asma que más coste sociosanitario genera y sobre el que más se está investigando, por lo que cada vez existen más avances en su conocimiento y en su tratamiento”. Por ello, la misma doctora  considera que “es importante mantener actualizados los conocimientos de los especialistas que están involucrados en el manejo del paciente con asma grave, para conseguir unos mejores resultados en salud”.

Durante la jornada se han tratado temas como “la actualización de la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA), la situación actual del manejo del paciente con asma grave  así como el análisis de los avances conseguidos en la práctica asistencial del paciente” ha comentado la Dra. Martínez Moragón.

En España, el asma afecta a cerca de un 11% de los niños entre 6 y 7 años, a un 9% de los adolescentes entre 13 y 14 años y a alrededor del 5% de la población adulta.

Según la Dra. Martínez Moragón, “el asma es una enfermedad muy prevalente, se estima que entre un 2% y un 18% según la zona geográfica y el grupo de edad seleccionado, padecen asma”. En lo que a asma grave se refiere, la misma doctora ha comentado que “al menos un 10% de los asmáticos tienen asma grave, de los cuales según un estudio, en España cerca del 4% de los asmáticos atendidos en consultas especializadas de neumología y alergología padecen asma grave no controlada”.

El
control del asma grave supone un reto para los especialistas en Alergología y Neumología por el alto impacto de esta enfermedad en la calidad de vida de los pacientes. Y es que como ha explicado el Dr. Francisco Javier Álvarez Gutiérrez, “el manejo del asma grave tiene importantes retos: primero en el propio diagnóstico, ya que hay diversas patologías que pueden simular esta enfermedad - las denominadas pseudoasmas-, en segundo lugar las comorbilidades, que agravan la situación del paciente; y por último es necesario un enfoque por fenotipos, sobre todo en los casos de asma grave no controlada.”

El paciente con asma grave y mal controlada presenta generalmente una importante limitación en las actividades de su vida cotidiana, así como frecuentes exacerbaciones que le impiden desarrollarlas con normalidad. Y es que, tras la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), el asma es la enfermedad respiratoria que causa mayor número de días de absentismo laboral. Al respecto, el Dr. Álvarez ha recordado que “el control del asma deriva en una mejor calidad de vida del paciente, y por lo tanto, un mejor pronóstico y menor morbimortalidad”.

Para asegurar el control de la patología y aplicar una buena opción terapéutica, es importante que los expertos consensuen las definiciones de las exacerbaciones, así como los criterios para establecer la gravedad de éstas. Por ese motivo, se creó la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA), que ha sido actualizada recientemente.

Según el
Dr. Vicente Plaza Moral “han trascurrido seis años desde la anterior edición de GEMA. En este periodo han emergido diversos aspectos, conceptuales y terapéuticos, que obligaban a su actualización”. El mismo doctor ha añadido que “esta edición sigue la misma filosofía de sus predecesoras, aunque se han incorporado nuevos capítulos como  Asma y EPOC, Asma grave no controlada y el plan de difusión y de implementación, que se consideraron, dada la relevancia que han adquirido, de obligada presencia en el nuevo documento”.